25 septiembre 2020

Esperanza Aguirre: Democracia para Cuba y en España muriendo gente por hambre y suicidios

La siniestra ex
presidenta de la Comunidad de Madrid y lideresa de la derecha más reaccionaria
del Partido Popular, expresó este martes de forma vergonzosa en la Casa de
América de la capital española, durante un acto con las ultraderechistas cubanas, conocidas
como Damas de Blanco, que en Cuba hay
corrupción y no existe la democracia, que su ahijado, el nefasto piloto de
autopistas al infierno, Carromero, fue víctima de una burda encerrona por parte
del gobierno revolucionario.
 
Con todo lo que está
sucediendo en el estado español, con la que está cayendo, esta compulsiva amiga
del saqueo capitalista, no se corta un pelo para seguir defendiendo la basura
de sistema político, que ella misma y otros, han creado desde el fin de la
dictadura franquista, donde con la mentira de la transición democrática
iniciaron un nuevo régimen, con un rey heredero directo del genocida y criminal
general Franco.
 
En la España de las
maravillas para los amigos y amigas del sobre se está muriendo gente de hambre,
más de 6 millones de personas no tienen trabajo ni perspectivas de encontrarlo.
Lo mejor de la juventud, la más preparada, se está marchando a buscarse la vida
a otros países, la gente se está suicidando por razones económicas entre desahucios
mafiosos y desesperanza. Cada día entre 15 y 20 ciudadanos/as toman la decisión
de quitarse la vida, agobiados por no aguantar más la miseria y la presión de
una banca perversa y maligna .
 
Ya son más de 3
millones de niños y niñas españoles los que malviven bajo el umbral de la
pobreza, solo en Canarias y según datos de UNICEF, uno de cada tres menores sufre
malnutrición y carencia extrema.
 
El empobrecimiento
progresivo generado por los sucesivos gobiernos del régimen español ya no tiene
marcha atrás, se muere gente en los hospitales por falta de atención medica, en
una sanidad en proceso de privatización, con el objetivo claro de entregarla
por cuatro céntimos a familiares, socios y amigos de los sobrecogidos
gobernantes.
 
Esta pandilla
basura no se corta un pelo para atacar a la digna revolución cubana, ridiculizar
a su pueblo, frotándose las manos ante la posible futura mamandurria, crecidos por
la muerte del Comandante Chávez.
 
Quieren más, son
insaciables, no tienen bastante con todo lo que ya se han llevado, no se
detienen hasta llenar sus enriquecidas cuentas corrientes en B de bandidos, en
negro de terror, de genocidio, de tortura y de muerte.
 
Creen desde su
prepotencia facciosa que la desaparición del presidente venezolano, será la
nueva apertura de su particular bufet del saqueo en tantos países soberanos de
Latinoamérica. Piensan en su ignorancia supina que podrán de nuevo explotar y
matar de hambre a sus pueblos, tal como vienen haciendo en su España de la peineta,
los toreros, las corruptelas, los escándalos, los pelotazos, la represión
policial, el desmantelamiento de todo lo público y los recortes sociales
salvajes.
 
¿Cómo pueden tener
la inmensa desfachatez de meterse con la revolución cubana?
 
¿Atacar a un país que
según la OMS, cuenta con una mortalidad infantil inferior a la de los Estados
Unidos?
 
¿Desprestigiar una educación
reconocida por la UNESCO como de las mejores del planeta, totalmente gratuita
desde la etapa infantil hasta la universitaria?
 
¿Menoscabar una encomiable
sanidad pública gratuita y a la que puede acceder todo un pueblo sin pagar un
peso?
 
La nauseabunda
perorata a voz en grito de esta pizpireta señorona atenta contra la
inteligencia, degrada a millones de ciudadanos del estado español, personas que
viven sin esperanza, que sufren las consecuencias devastadoras de un gobierno
testaferro de las grandes fortunas, de la banca y de la calaña financiera
internacional.
 
Es muy fácil atacar
a otros países cuando en el tuyo saqueas y destruyes el estado del bienestar,
los derechos conseguidos en años de luchas populares.
 
Resulta muy
sencillo tomar la bandera de la gusanera financiada por el genocida imperio
gringo, cuyo único objetivo es arrodillar al pueblo cubano y latinoamericano esclavizándolo
de por vida, encadenarlo para siempre a la mafia universal del dinero y el
robo.
 
¿Democracia a la
española en Cuba?
 
Como dicen en mi
tierra: guárdeme un huevo de la echaura.
 
Preferible morir de
pie y seguir luchando con dignidad y orgullo por una revolución, que aunque
imperfecta como todo lo humano, al menos no se olvida de su gente, de sus niños
y niñas, de las personas humildes, que ahora miran asombradas a esta gerifalte
del despilfarro, como desde su poltrona millonaria predica y habla de
libertades, de derechos, de acabar, según ella, con una dictadura para sustituirla
por un modelo de gobierno, diseñado a la medida del capital y sus esbirros
sanguinarios, culpables directos de este montaje de crisis económica mundial,
así como de la inmensa degradación ambiental, de las guerras imperialistas, de
la muerte por hambre de millones de seres humanos, de un camino desenfrenado hacia
la barbarie que solo sufre y sufrirá la ciudadanía, la gente de a pie, mientras
Doña Esperanza y su troupe funesta se enriquecen y viven a cuerpo de rey,
siempre pisoteando la vida y los derechos de las personas humildes.
 
 
Síguenos y comparte:
error10
Tweet 20
fb-share-icon20