6 diciembre 2020

Batacazo de los juegos del hambre: ¿El COI también son rojos o de ETA?

Tras el fracaso
olímpico del gobierno del PP y la resabiada esposa del miembro del siniestro
trío de Las Azores, la alcaldesa conocida por su inglés nativo del Congo Belga,
Doña Ana Botella, solo queda alegrarse y mostrar la inmensa satisfacción, por
haber dejado fuera de este inmenso chollo millonario a esta ciudad, gobernada
por los culpables de la miseria y el hambre de millones de familias y
ciudadanos/as de todo el estado español.
El acertado criterio
del COI posiblemente valoró, entre otras cuestiones, los gravísimos casos de
corrupción que afectan a la casta política española, los constantes pelotazos,
escándalos y seguramente también como ciertos cargos públicos y miembros de las
juventudes de este partido, salen públicamente enarbolando simbología
nazi-fascista, fotografiándose brazo en alto en cualquier acto público.
Imagínense por un
momento ver a cualquiera de estos chiquillajes/as y facciosos/as, retrasmitidos
al mundo en su fervor faccioso en plena olimpiada.
El espíritu olímpico
esta vez ha dado en el clavo de pleno al dejar fuera la candidatura de Madrid
2020 y elegir otra opción. El hedor que trasmite la marca España en el panorama
internacional ya no se puede disimular, las permanentes tramas traspasan
fronteras y cuando alguien tiene la suerte de poder viajar, se encuentra con
que millones de personas ven a la mal llamada piel de toro como el hábitat perfecto
de la mafia, donde vale todo, donde se cargan los servicios públicos,
privatizando los servicios sociales, la sanidad o la educación, para regalarlo
a precio de coste a sus familiares y empresarios amigos.
La patética imagen
de Ana Botella haciendo el ridículo cada vez que abría la boca en Buenos Aires,
fue la perfecta definición de un gobierno que avergüenza al mundo, que ya no
tiene crédito y que está desprestigiado en toda la prensa internacional del
planeta.
La olimpiada del
saqueo se les ha jodido señores/as, ahora las caras largas del principito y su decrepita
esposa son titular en los medios de comunicación del régimen, los gestos
compungidos de los representantes de una casa real implicada en constantes
trapicheos entre sus miembros, que encabezaba la delegación de más de 500
personas, que viajaron en primera clase a la capital argentina con todo pagado por
el Ayuntamiento de Madrid, hoteles de máximo lujo, comidas millonarias y hasta
las juergas nocturnas.
Para eso si hay
dinero y no para las millones de personas que sufren las consecuencias de las
podridas políticas neoliberales de este gobierno.
La imagen de la
llorosa delegación española plagada de famosillos del tres al cuarto,
politiquillos, deportistas subvencionados, vividores, vendedores de humo en el
infierno, señoronas peperas rubias de bote, artistas del corazón a lo Gran
Hermano que en su vida han dado puto golpe, junto a toda una pléyade de
personajes sin escrúpulos, ha sido la fotografía perfecta de la decadencia de
un estado entregado al saqueo de los derechos ciudadanos, a la diabólica tarea
de arrasar por la calidad de vida de todo un pueblo, para beneficio del
putrefacto poder financiero, de una banca corrupta y de una banda organizada de
prebostes, sobrecogidos culpables de que familias enteras hayan sido
desahuciadas y arrojadas a vivir en las calles, de que nuestra juventud tenga
que emigrar huyendo de la pobreza extrema, de que cientos de personas se
suiciden cada mes en el estado español por razones económicas.
La cumbre del
ridículo se instaló por unos días en Buenos Aires, ahora resacados/as y una vez llegados a su
patria del exclusivo lucro planean la nueva estrategia, para seguir llenando
sus cuentas corrientes de apestoso dinero escamoteado al pueblo.

Síguenos y comparte:
error20
Tweet 20
fb-share-icon20