30 septiembre 2020

Bombonas de miseria y hambre, el «coche bomba» de la corrupción política

Ahora resulta que la víctima es el partido
responsable de la miseria y el hambre de millones de personas en todo el estado
español, culpable de un genodicio social devastador, de miles de suicidios masivos por motivos económicos, de que cuatro millones de niños y
niñas sufran desnutrición y empobrecimiento extremo.

Un hombre desesperado empotra su coche con dos
bombonas y explosivos caseros contra la sede del PP en la calle Génova de
Madrid, los jefes de la policía activan su protocolo para casos de terrorismo,
como en los tiempos del coche bomba y el “basta ya”, políticos tan sucios como
Rafael Hernando, acusan a los medios de comunicación de enzarzar la violencia
contra los genoveses, hasta la beata y multimillonaria Cospedal
pidió “tranquilidad” ¡Paz hermanos en el país de los sobres y los pelotazos!

Señores/as que esto da vergüenza, la verdadera
violencia la producen ellos con sus políticas destructoras de los derechos civiles, la que destroza el futuro de la infancia y la juventud, generadoras de dolor, sufrimiento, desempleo, desahucios violentos a palos y patadas
de los esbirros policiales sobre personas honradas, que no pueden pagar la estafa bancaria de las hipotecas o el alquiler de sus viviendas.

El terror tiene nombres y apellidos, viaja en coche
oficial, especula, roba, se estalla millones de nuestro dinero en vicios caros,
putas, masajes con final feliz, tarjetas blacks y otras miserias humanas
llevadas a cabo por sátrapas sin escrúpulos.

Tantos años viviendo del victimismo que ahora se
aferran como agua de mayo a cualquier particular violencia, en este caso el de
un hombre arruinado, sin nada, que perdió todo gracias a las políticas
vergonzosas e inhumanas de este gobierno tiránico, testaferro del putrefacto poder financiero.

El terrorismo no viajaba en ese humilde coche, viene
directamente de lujosos despachos del mal gobierno, el que nos mata lentamente
de pobreza, miedo, ansiedad, taquicardia, depresión, infartos, ictus cerebrales,
desesperación por no llegar a fin de mes para alimentar a tu familia, que tus
chiquillas/os no pasen hambre, que tengan al menos un par de juguetes usados,
restaurados de amor, en esta Navidad impregnada de corrupción política generalizada.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


Síguenos y comparte:
error12
Tweet 20
fb-share-icon20