28 septiembre 2020

Crónica de la España más corrupta de su historia: Paga el pueblo con hambre y sufrimiento

El vergonzoso gesto del presidente del
gobierno, Mariano Rajoy, junto a la ultraderechista y jefa del PP
de Madrid, Esperanza Aguirre, de no dimitir de forma inmediata, pidiendo perdón al pueblo español, por toda la gentuza que
roba y saquea el estado desde su partido, viene a mostrar la imagen más
corrupta de la marca España, las miles de tropelías delictivas, que ladrones con nombres y apellidos de miembros,
de la ya conocida popularmente como “mafia franquista”, han llevado a cabo
durante años, desde los tiempos de la transición democrática, que el genocida
dictador, Francisco Franco, dejó atada y bien atada, por supuesto para que sus
herederos siguieran robando a manos llenas como hacen ahora, como han hecho
siempre, desde que juraron sus cargos, desde que comenzaron a construir una pos
dictadura que aún llega a nuestros días, con todo tipo de escándalos de corrupción
política, privatizaciones, estafas, saqueos, abusos de poder y otros actos, más
propios de la mafia del crimen, que de un supuesto estado de derecho.

Solo la punta del iceberg es la que vamos conociendo,
cada vez que un juez sin carné del partido gobernante encarcela a esta gentuza,
arriesgándose a una inhabilitación, a una expulsión de la carrera judicial, como
ya hicieron con los jueces Garzón y Silva, con el claro objetivo de seguir
impunes, que nadie los juzgue, para continuar robando,
 desvalijando el patrimonio público, servicios
esenciales como la sanidad y la educación, que tantos
años de luchas y muertes nos ha costado construir.

Apenas un 0,0001% de todo lo que se roba en cada
administración pública española día por día, es lo que ahora vemos en los
medios de comunicación, solo una minucia sale a la luz de todo lo que malversan,
de todo lo que sustraen y han sustraído en los últimos cuarenta años desde sus
poltronas políticas.

La ciudadanía nos es consciente de la magnitud de una tremenda estafa política, del desfalco cometido al amparo de una Carta Magna
diseñada a la medida de todo tipo de cuatreros, de cómo han acabado con lo que
podía haber sido una democracia del pueblo para el pueblo, convirtiéndola en un
espacio para el crimen y el delito, donde una banda organizada de chorizos de
estado se enriquecen, se lucran y se hacen multimillonarios generando hambre
infantil, empobrecimiento generalizado, violentos desahucios policiales de
familias enteras de sus viviendas, desempleo, suicidios masivos por razones
económicas, desesperación, sufrimiento, el inmenso dolor de millones de familias de cada rincón del estado.

Es triste comprobar y enterarte de casos de personas
que trabajan jornadas laborales de hasta catorce horas por solo 20 euros, como
el caso de un amigo, que cuando le pregunté porque había aceptado ese trabajo
en condiciones de semiesclavitud, me contestó, que con ese dinero podía comprar
unos cuantos panes y jamón cocido, con los que alimentar durante unos días a
sus tres niños que están pasando hambre.

Este pequeño ejemplo ilustra la realidad social y
laboral de un país devastado, destruido por bandas de malhechores encorbatados,
que no se inmutan ante millones de niños y niñas en situación de desnutrición y
exclusión social, que les importa una mierda que la gente se muera en los
pasillos de los hospitales, por haberle vendido la sanidad pública a empresas de «la cosa nostra», las que les suministran los sobres y maletines repletos de
billetes usados de quinientos euros.

Es la hora de salir a las calles en una Huelga
General indefinida, aunque los sindicatos del régimen y la izquierda
conformista, cortesana y también corrupta no quieran.

La única salida es una revolución del hartazgo y la
esperanza que barra del mapa a estos mafiosos. No queda otra que destruir un sistema criminal o acabarán con
nosotros/as en pocos años. Comenzar desde cero reconstruyendo la utopía, la
fragancia pura y libre de la libertad verdadera.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


Síguenos y comparte:
error11
Tweet 20
fb-share-icon20