27 septiembre 2020

«Democracia» para Venezuela, hambre y corrupción política para España

La cola del hambre se alzaba hoy hasta la esquina
remota, gente desesperada de distintas edades esperaban durante toda la mañana
la bolsa de comida del Banco de Alimentos. El final de la calle La Naval, donde
el Puerto de la Luz en Las Palmas abre sus puertas al mundo. Ojos que miraban
con miedo, otros con hambre, mujeres con niños y niñas en sus brazos, bebés,
ancianos, algunas personas migrantes mendigando la comida del mes para no morir
de inanición.

Me vinieron a la mente los siniestros rostros de
personajes como Aznar, Zapatero, “El falangito” Albert Rivera, Felipe González
y otros emisarios del régimen español en la digna Venezuela. El comienzo de la
campaña electoral en un territorio extranjero, pidiendo “democracia”, “libertad”,
cuando en su propia España la gente está pasando hambre, más de cinco millones
de niños y niñas según Unicef y Save the Children sufriendo desnutrición,
25.000 suicidios por motivos económicos en los últimos cinco años, personas
desempleadas, desahuciadas de sus viviendas, víctimas de la mafia bancaria, que
se quitan la vida por no aguantar más la presión, las amenazas y el chantaje de
estas corporaciones financieras criminales.

Me acordé  viendo la cola del hambre de los 280.000
enfermos dependientes fallecidos (asesinados), en menos de dos años, por la
retirada de las ayudas. La palabra “terrorismo” inundó mi cerebro entristecido,
avergonzado de ver a personas decentes haciendo cola para poder comer en la
europea patria de la corrupción y el saqueo.

Ahora vienen estos crápulas de la vida loca y el dinero fácil, de los
recortes salvajes, los yates de lujo, sueldazos por no hacer nada en
multinacionales mediante las puertas giratorias, las privatizaciones, las
Reformas Laborales y el genocidio social programado a dar lecciones en
Venezuela, próceres bastardos del capitalismo salvaje, que no conciben que un
pueblo pueda decidir libremente su futuro, que no se avergüenzan de que en
España millones de personas sobrevivan sin ingresos en la exclusión social, en
la pobreza extrema, generada por la corrupción política generalizada de sus
gobernantes.

No tienen escrúpulos en aliarse con la mafia
opositora y fascista venezolana, aún a sabiendas de que ha usado el terrorismo contra
un gobierno legítimo, elegido por el pueblo guste o no guste, con observadores
internacionales de Naciones Unidas en cada una de las elecciones desde la época
del honrado presidente Hugo Chávez.

Queda claro que el objetivo es meramente económico
por la riqueza petrolera de un estado soberano, que obvian a otros gobiernos
terroristas como el de Colombia que asesina a cualquier opositor a través de
sus criminales escuadrones de la muerte, como el de Israel que lleva varias décadas
asesinando y masacrando al heroico pueblo palestino.

Para esto no se moviliza esta gentuza, aquí no hay
prebendas, ni sobres o maletines repletos de dólares o billetes de 500 euros
manchados de sangre inocente.

Son la vergüenza del mundo quienes olvidan a su
masacrado pueblo para hacer negocio con su particular forma de entender la “democracia”.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, en Panamá junto a Lilian Tintori, 
esposa del terrorista venezolano preso Leopoldo López
Síguenos y comparte:
error11
Tweet 20
fb-share-icon20