26 octubre 2020

El acuario de la vergüenza

Cuando la falta de decencia de la casta política nos
vende ridiculeces como solución a los gravísimos problemas sociales y
económicos de la ciudadanía, es que algo no anda nada bien en nuestra sociedad.

En Las Palmas de Gran Canaria se propone desde su
ayuntamiento un proyecto de zoológico marino faraónico como “salida” a la
desesperación, al desempleo, al hambre infantil, a los desahucios masivos, a
una situación de emergencia social que nunca antes se había vivido en estas
islas desde la posguerra.

Tantas mentiras juntas nos descolocan la mente,
también nos avergüenzan de que existan cargos públicos con un modus operandi
tan brutal, tan alejado de la gente, de quienes sufrimos y nos vemos
desesperados para llegar a fin de mes y poder alimentar a nuestras/os hijas/os.

La cesión de suelo público de precio millonario a
coste cero a una empresa privada para construir un zoológico-acuario, que
servirá exclusivamente para enriquecer a esta empresa de explotación animal, donde
los puestos de trabajo serán mínimos, en su mayoría para personal
especializado, quizá unas escasas plazas de camareras/os, freganchinas/es,
limpiadoras/es, absolutamente insuficiente para paliar la alarmante situación
social.

Muchos animales serán sacados de su medio natural
para vivir en piscinas cloradas, otros criados en cautividad rellenarán las
jaulas de cristal para selectivo disfrute de cruceristas, de quien pueda
pagarse las entradas, que como en el acuario de Barcelona y otras cárceles
marinas del planeta serán bastante caras.

Lo más triste es que este proyecto ha sido
respaldado por todos los grupos políticos de la corporación, sin valorar otras
alternativas mucho más viables para fomentar el empleo, acabar con la miseria,
o que al menos recuperando de la especulación tantas zonas de cultivo
abandonadas, la comida llegue a la mesa de las familias más desfavorecidas.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


Síguenos y comparte:
error13
Tweet 20
fb-share-icon20