24 septiembre 2020

El falso regreso del caballerete Aznar en el reino de nunca jamás del pelotazo

Aznar se saca de la
manga su posible vuelta a la política activa como elemento de distracción ante
el escándalo del bodorrio a todo tren de su hija, pagado en parte, según la policía, por
su amigo Correa a través de la corrupta trama Gürtel, consiguiendo el objetivo
de que todos los medios hablen de su posible regreso.

 
Su amistad con
criminales de estado como los sucesivos presidentes de EE.UU, México o Colombia,
su obsesión compulsiva anticomunista y anti islámica, lo lleva a fomentar la
conspiración barriobajera desde su ultraconservadora fundación, fingiendo en sus actos un
acento gringo que le sale de muy adentro, de un inmenso complejo de
inferioridad, de unas convicciones ideológicas que le vienen, como a su colega Mayor Oreja, de su
extraordinaria placidez en los tiempos de la dictadura.
 
Por unos días los
medios de comunicación no nos hablan del masivo desempleo, de los desahucios,
del hambre infantil, de las familias sin ingresos ni comida. Nos muestran a un
presidente Rajoy alicaído por las declaraciones del presidente de honor de su
partido. Hasta lo ponen como un buen tipo medio humillado por el envidioso ex
presidente, como si no pasara nada en un estado destruido y corroído por la
casta gobernante, por una troupe siniestra de millonarios lameculos vinculados
al poder, insaciables para seguir llenando de millones sus cuentas corrientes.
 
Casi dos mil
políticos de todo el estado español están siendo ahora mismo investigados por
los jueces. Alcaldes de pueblos pequeños, de grandes ciudades, ex ministros de los
gobiernos, presidentes y consejeros de comunidades autónomas engrosan las listas
de los sumarios, de las tramas mafiosas, de los escándalos casi diarios de
corrupción.
 
Los sobres se
destapan y los sobresueldos son la tónica general, mientras millones de
personas pasan necesidades y miserias. Una ciudadanía abandonada por el estado
y sometida a una presión de recortes, reformas y otras estafas, que no ha
derivado todavía en un verdadero estallido social por el miedo, la economía
sumergida y las cuatro perras de las pensiones de los abuelos, que por ahora
sustentan a familias enteras, malviviendo con 300 o 400 euros al mes o haciendo
cola cada día en los comedores sociales.
 
La mafia ya no solo actúa en las bandas criminales del lumpen, ahora cohabita en los bancos, en los ayuntamientos,
en las diputaciones, en los parlamentos vendidos al poder financiero, a la
delincuencia económica internacional, creando las condiciones idóneas para la
corrupción desde los años del “boom” inmobiliario, ocupando ahora su lugar las privatizaciones
varias, como la de la sanidad pública entregada a empresas podridas, que dejan
morir a los enfermos que no tienen recursos, que especulan con la salud de las
personas, haciendo sucios negocios con hospitales y centros sanitarios
construidos y dotados con el dinero de todos y todas, para que cuatro
capitostes enchaquetados, algunos con claros vínculos familiares con el partido
gobernante, se hagan de oro a costa de nuestra salud, de un derecho
constitucional que nos están robando a mano armada para quedarse con todo.
 
El amigo de Bush
del bigote raído, inició este vergonzoso proceso y ahora
se regodea hablando de sus años de gloria del “España va bien”, donde nos
hipotecó el futuro dando chance a constructores y poceros sin escrúpulos, a una
banca de sinvergüenzas que mintió y engañó a millones de personas, que ahora
sufren sus mentiras y estafas, sufriendo una situación insostenible de
empobrecimiento generalizado, desesperación, suicidios y abusos de poder.
 
La austeridad y la
reducción del déficit impuesta por los gobiernos de los regímenes de la Unión Europea fomentan
la corrupción política, el saqueo de las arcas públicas, el sálvese quien pueda
siempre a costa de los sectores más desfavorecidos de la sociedad, minando la
credibilidad de la casta política en su conjunto, de una banda organizada que
chupa de la teta del estado como si nada pasara, recortando pensiones, prestaciones,
sanidad, educación, servicios sociales, ayudas a la dependencia, destruyendo
las costas y el medio natural dando cancha libre a los especuladores mafiosos, generando
unos índices de pobreza sin precedentes en la historia de esta falseada
democracia, que sigue oliendo a fascismo y sangre inocente.
 
Las declaraciones
de este elemento de cuidado, donde no dijo casi nada, como siempre, denotando su
prepotencia, su egolatría enfermiza, su omnipotencia de barrio alto, sus
exabruptos de pequeño canciller disfrazado de “gran estadista”, amigo de sus amigos de
las bombas racimo, del uranio empobrecido, las invasiones y los daños colaterales, contrastan
con un estado español sacudido por el sobresalto de las imputaciones, las detenciones, los registros, la represión policial, la proliferación
permanente de casos de corrupción entre políticos, empresarios, sindicalistas amarillos y
familiares de la realeza.
 
“Los papeles de
Bárcenas”, los ERE fraudulentos de Andalucía, la trama Gürtel, sacan cada día a
la luz datos que asombran a la ciudadanía, que golpean los más elementales
valores democráticos y que sobre todo enaltecen a los mediocres, a los enemigos
de la clase trabajadora, que como él caballerete de Las Azores tratan de tapar
con nuevos resoplidos, con declaraciones incendiarias el vendaval vergonzoso de
sus acciones.
 
 
Síguenos y comparte:
error9
Tweet 20
fb-share-icon20