29 septiembre 2020

El petróleo canario de Soria y sus buenos amigos de Repsol

Resulta
surrealista que el ministro petrolero, José Manuel Soria, siga empecinado en
que la multinacional Repsol pueda extraer petróleo de aguas canarias,
sin importarle para nada la biodiversidad marina y el altísimo riesgo de
vertidos como los del barco ruso, pero multiplicados por 1.000, ya que un
escape en cualquier pozo submarino tendría consecuencias letales para millones
de animales oceánicos, para el futuro económico de una tierra devastada, con
todo tipo de problemas sociales, hambre infantil, desempleo, desahucios, miles de
suicidios por razones económicas, miseria y exclusión social.

La
versión del gobierno español y de Repsol es que en las recientes prospecciones
no se encontró ni rastro de hidrocarburos, cuestión que contrasta con la
decisión del ejecutivo de mantener sospechosamente las licencias de extracción
en Canarias y suspenderlas en el Mediterráneo, demostrando que algo se cuece en
los oscuros despachos de estos especialistas en llenar sus millonarias cuentas
corrientes.

Posiblemente
después de las elecciones de mayo volveremos a ver como se sacan de la manga
que van a probar de nuevo, volviendo a perforar el suelo marino, poniendo en
peligro la vida, la biodiversidad integrada por millones de especies, muchas en
gravísimo peligro de extinción, cetáceos que usan estas aguas como lugar de
cría, de migraciones o de hábitat permanente durante todos los días del año.

La
codicia desmedida del ya conocido popularmente como “Jeque de Repsol”, de su ultra
conservador gobierno del PP, no se detiene ante nada cuando se trata de
lucrativos negocios, de que multinacionales tan destructivas se salgan con la
suya, haciendo peligrar un entorno natural patrimonio de la humanidad, que si
desaparece será para siempre, destruyendo playas y un litoral fundamental para
el desarrollo turístico de las islas.

El
desastre ecológico del buque Oleg Naydenov está asesinando a miles de especies,
cadáveres de animales que son ocultados premeditadamente desde el Ministerio de
Fomento, que no se buscan por las autoridades, declarando la zona afectada como
“zona de exclusión aérea” alejada de periodistas y ecologistas, con el único
objetivo de tapar la muerte masiva, la destrucción, la contaminación
descontrolada que ya afecta a más de 180.000 km de océano, avanzando de no
cambiar el viento hacia el Golfo de México y el Caribe, asesinando toda vida
que encuentre en su mortífero camino.

Soria,
Rajoy, Ana Pastor, la Delegada del Gobierno en Canarias, Hernández Bento, están
escribiendo las páginas más negras y siniestras de la historia de esta zona
olvidada del planeta, demostrando que gobiernan de espaldas al pueblo, al
servicio de empresas millonarias, sin ninguna sensibilidad con la madre
naturaleza, obviando la preocupación de millones de personas en todo el mundo,
estremecidas por esta mancha de basura petrolera generada por la incompetencia
de políticos sin escrúpulos para destruir, saquear, engañar y mentir a la
ciudadanía.

Esta
pandilla de la miseria nos mata lentamente y mientras no sean expulsados del
poder seguirán arrasando por la vida, por el futuro, por la esperanza de un
planeta al borde de la hecatombe natural, de unas islas desafortunadas en manos
de psicópatas que viajan en coche oficial, personajes oscuros, seres del mal,
que si no se marchan pronto con el aceite hirviendo de los votos, dejaran un
desolado mañana para nuestros hijos de muerte, destrucción y barbarie.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


Ballena muerta tras exploraciones sísmicas para extracción de petróleo (Uruguay)
Síguenos y comparte:
error11
Tweet 20
fb-share-icon20