29 septiembre 2020

El voto que mata

Un
pueblo que no aprende a reconocer a sus enemigos está condenado a
sobrevivir para siempre en la miseria, el hambre y la muerte. La victoria del
PP en las elecciones del 26J solo se puede entender desde el pucherazo, de lo
cual son capaces con un ministro metido hasta el cuello en la mierda de las
escuchas y los espionajes, seguramente desde la supina ignorancia de
una ciudadanía entregada, arrodillada, a cuatro patas ante un partido infectado
de corrupción hasta la médula.

De
confirmarse los apoyos que parece van a tener, con la abstención del casi
desaparecido PSOE, nos esperan cuatro años terribles, donde lo mejor será
marcharse de esto que llaman país, de la piel de toro del “Soy español,
español, español”.

Hoy
más que nunca me siento menos integrante de esta patria de delincuentes de
estado. Me avergüenza
 tener un DNI de un
régimen que sacrifica al pueblo trabajador para llenar los bolsillos de todo
tipo de ladrones y mafiosos.

Sinceramente
ya no se que piensa la gente, quienes han votado masivamente por este engendro
o partido, da la impresión que el masoquismo es la nueva tendencia, dejar que
nos avasallen, que nos pisoteen que nos roben el dinero de la sanidad, de los
servicios sociales, de la educación, que cuatro energúmenos sin escrúpulos
sigan saqueando las arcas del estado, ahora con total impunidad durante cuatro
años más.

La
Reforma Laboral se convertirá en un instrumento mucho más fuerte de alienación
y vulneración de derechos fundamentales, la fascista Ley Mordaza tendrá cancha
libre para seguir encarcelando al disidente, a quien piense diferente, las
recetas de la criminal troica será aplicadas al 200%, todo un listado de aberraciones
que consolidaran un genocidio social sin precedentes en la historia de Europa.

¿Qué
más se puede decir que manifestar una infinita tristeza o asumir que tenemos lo
que nos merecemos?

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

Síguenos y comparte:
error11
Tweet 20
fb-share-icon20