22 septiembre 2020

Elvira y sus niños, uno de menos de un año, desahuciados por la violencia de estado en Madrid

Un nuevo desahucio salvaje con policías armados
hasta los dientes, esta vez para dejar en la calle a Elvira, una madre soltera,
con tres menores a su cargo en el barrio de Ciudad Lineal (Madrid), entre ellos
un bebé de menos de un año, que también escuchó los golpes, los insultos de los defensores de la banca, de la usura, la siniestra policía del
gürteliano gobierno del PP, incapaces de ponerse de parte de la ciudadanía, volcados en generar momentos tan tristes como los de hoy en la capital de España, poniendo en
peligro la integridad de las personas que intentaban impedir, paralizar, detener este
nuevo gravísimo atentado a los derechos humanos.

Ocho furgones repletos de seres sin sentimientos, sin empatía,
programados para hacer sufrir, para expulsar a la fuerza de su casa a una madre
y tres niños pequeños, usando un bate de madera para reventar la puerta de
cristal, cuyos restos cayeron sobre las personas que había detrás, importándoles
una mierda que alguien pudiera herirse de gravedad con los punzantes vidrios,
los empujones, los porrazos, los golpes de estos personajes sin emociones, sin
escrúpulos para destrozar los derechos de las personas honradas.

Bankia la desprestigiada, la imputada en todo tipo
de escándalos de corrupción, la rescatada banca del putrefacto gobierno
español, la banda de millonarios que viven de masacrar, de estafar preferentistas, de
arruinar, de inducir al suicidio a miles de ciudadanos/as, no quiso tampoco
negociar con esta familia, la fría respuesta ha sido esta
mañana la violencia policial de un estado medieval y cruel, los gritos, los
uniformados implantando el terror, desalojando a quienes defienden la legalidad, como en los mejores tiempos de la dictadura fascista de Franco.

Esta es la respuesta de la mal llamada “democracia”
española, la negativa a cualquier negociación democrática y respetuosa, cerrar
las puertas de la dignidad de esta familia pisoteada,
desolada, golpeada, abandonada en las calles del país de los corruptos, de la
caterva política que sigue privatizando servicios públicos, robando, evadiendo
capitales, avergonzando a todo un pueblo.

Nos puede tocar a cualquiera, no cerremos los ojos,
no miremos para otro lado como hizo el pueblo alemán con el holocausto nazi,
evitemos este masivo genocidio social programado, premeditado, para enriquecer
a unos pocos, para dejarnos sin nada, sin derechos, sin justicia, sin
esperanza, sin futuro.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


La sonrisa de la dignidad ante el rostro del terror 
Síguenos y comparte:
error9
Tweet 20
fb-share-icon20