25 septiembre 2020

España: Miles de suicidios en tierra hostil

Cuando alguien se quita la vida por razones
económicas es que algo no anda nada bien en la sociedad, eso está sucediendo en cada
rincón del estado español, con cifras récords que los medios de comunicación
silencian, sin que casi ningún político hable de ello. Una especie de pacto
siniestro ante un holocausto social sin precedentes, que se está llevando por
delante la vida de personas inocentes que no aguantan más, que son desahuciadas
de sus viviendas, que no pueden pagar la estafa de las hipotecas, sufriendo las
presiones y amenazas vergonzosas de la usura bancaria.

Actualmente es normal ver noticias incompletas en
cualquier periódico: “Muere hombre en el interior de un coche”, “Una mujer cae
desde el undécimo piso de su casa a la calle”,  «Joven muere arrollada por un tren», aunque ese hombre se lanzara al
vacío acelerando su vehículo hacia el acantilado, aunque esa mujer la vieran
cientos de viandantes el tiempo que estuvo en la barandilla del balcón antes de
decidirse a tirarse, aunque esa joven se lanzará a la vía antes de pasar el tren de cercanías. Miles de casos que ni siquiera salen en los medios, informaciones
que no van más allá, que los medios informativos ocultan y no permiten que la
ciudadanía nos enteremos de esas verdades incomodas, una realidad que sacude y
desmonta el austericidio llevado a cabo por los sucesivos gobiernos españoles.

Ante tantos casos de suicidios por las políticas del
estado la solución no es meter la cabeza bajo el ala, es cuestión de asumirlo
como principio de solución del problema, establecer protocolos sociales y
psicológicos de apoyo, analizar a fondo las consecuencias de gobiernos
corruptos, arrodillados ante sus amos de estamentos internacionales como el FMI
o la troika, entidades inhumanas, con las manos manchadas de sangre.

Tapando estas miles de muertes inducidas por el
estado solo se conseguirá que vayan a más, ahondar en una violenta metástasis que
ya sufrimos millones de familias en toda España, un cáncer político que nos
conduce directamente a la miseria y el hambre, ejerciendo un tipo de terrorismo
que asesina lentamente, que enferma, que hace que personas “normales”, que
hasta hace pocos años eran felices, tomen la determinante decisión de quitarse
de en medio para dejar de sufrir, de generar sufrimiento a sus seres queridos.

La deshumanización de quienes se dedican a la
política provoca que hechos tan graves estén sucediendo cada día, que ya son la primera causa de muerte no natural en España, personajes
que no se inmutan ante el dolor ajeno, sin empatía con sus semejantes, que solo
piensan en seguir ganando dinero caiga quien caiga, muera quien muera, que ni
siquiera sienten ni un atisbo de solidaridad cuando la policía del régimen desaloja
a familias con bebés recién nacidos de sus viviendas, justificando sus actos
con nuevos recortes y reformas que destruyen vidas, que asesinan, que destrozan
el futuro y la esperanza de todo un pueblo.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


Síguenos y comparte:
error10
Tweet 20
fb-share-icon20