1 octubre 2020

Falsimedia y ocultación sistemática de la verdad

Los medios de desinformación masivos
del estado español centrados estos días en la Eurocopa de fútbol 2012 y en la “furia
racial” de su selección de millonarios, tapan bajo un manto de
mentiras lo que de verdad está pasando en un país hipotecado, atrapado entre las garras de los asesinos del Fondo Monetario
Internacional.
No dan cobertura mediática a las cientos de miles de
familias desahuciadas de sus viviendas, a los muchos niños y niñas
que sufren hambre y desnutrición galopante, ignoran la lucha heroica
de los mineros de Asturies alzados por conservar sus puestos de
trabajo, su dignidad y su forma de vida ancestral. No dicen nada del
drama de las más de cinco millones de personas desempleadas, de la
gente que abarrota la trastienda de las grades superficies
comerciales hurgando en la basura para poder comer ese día.
Nos ocultan la verdad y nos disfrazan
la realidad para evitar que nos levantemos, para que no salgamos a
las calles a luchar y a quemar los palacios y ministerios de los que
nos están pisando la cabeza. La mentira es el método perfecto para
acallar conciencias.
Un día estas falacias no podrán
contener la indignación ciudadana, en ese preciso instante será el
principio del fin de un sistema genocida, opresor, explotador y
esclavista.
Los abusos tienen un límite y en
países como Venezuela, Bolivia y otras naciones del continente
americano lo estamos ya comprobando, también en Grecia se han
hundido electoralmente los gestores del expolio del capital. En
distintos puntos del planeta los pueblos están diciendo ¡basta!, la
izquierda de verdad, la transformadora y revolucionaria, va accediendo
a esos lujosos recintos palaciegos con el objetivo de hacer política
para todos y todas, no solo para una casta de sinvergüenzas y
ladrones tal como sucede en la Europa de la banca corrupta y los
rescates mafiosos.
Síguenos y comparte:
error12
Tweet 20
fb-share-icon20