29 septiembre 2020

Huelga General Indefinida o la historia jamás nos absolverá

(Dedicado a los/as heroicos/as trabajadores/as en huelga del Servicio de Limpieza y Jardines del Ayuntamiento de Madrid)
 
Algún día en un
futuro no muy lejano habrá personas que nos vean como unos/as cobardes, que
permitimos que esta gentuza del coche oficial y el sobre repleto de dinero
negro nos haya llevado a la barbarie, a la esclavitud, al hambre y a la
injusticia social como base estructural de un estado podrido.
 
Si no nos alzamos,
si no iniciamos en los próximos meses una Huelga General Indefinida nos comerán
las moscas de la represión, del sufrimiento, del abismo oscuro a donde nos
lleva este gobierno gestionado por personajes que viven para hacer el mal, para
enriquecerse a costa de la muerte y el empobrecimiento generalizado de millones
de seres humanos.
 
Ya no queda otra
salida que la movilización social al margen de las organizaciones sindicales y
políticas “tapaderas” de la basura neoliberal, integradas por arribistas,
mentirosos y manipuladores, que desde una supuesta izquierda nos hablan de
transformación social, de supuestos futuros estados del bienestar, que no son
más que una forma de mantener este sistema corrupto, encabezado por figuras
decorativas de sangre azul que se maman miles de millones del dinero de la
sanidad y la educación, para montarse sus orgías macabras, sus bochinches de
depravación enterrados en billetes de 500 euros, depredando la vida y los
derechos de la mayoría de los pueblos del estado español.
 
Muy pocos
movimientos como el SAT, la CUP, PCPE o Bildu y algunas organizaciones libertarias,
representan una verdadera alternativa revolucionaria, otros se entretienen
preparando elecciones para pillar cacho en forma de cargos públicos, con el
único objetivo de enchufar familiares, ganar mucho dinero, seguir manteniendo
un “estado de las cosas” sanguinario, que ya está asesinando a miles de
personas en forma de desahucios, suicidios, desempleo, hambre infantil, muertes
de personas dependientes, enfermos/as y gente mayor en los hospitales en vías
de privatización, como regalo ideal para las bandas del negocio de la muerte y
la enfermedad.
 
La “Justicia” deja
en la calle a ladrones de guante blanco, oculta miles de correos electrónicos,
tapan la basura generada en muchos años de robos y saqueos de todo lo público,
dejándonos ver desde los medios de comunicación del régimen solo la punta de
iceberg del verdadero pelotazo, del modus operandi pandillero que ha destrozado
y arrasado todas las estructuras de un estado enterrado y en manos de seres
capaces de todo, hasta de repetir el genocidio franquista, para mantener la
vida loca y despilfarradora de la casta de la opulencia y el pelotazo.
 
Cada día resulta
más difícil explicarle a tus hijas/os todo lo que está pasando, hasta la
infancia contempla en la tv los permanentes escándalos de corrupción,
detenciones, represión policial, protección institucional a brutales
torturadores y asesinos fascistas, desahucios a palos contra familias enteras con
bebés de pocos meses envueltos en humildes mantitas, protegidos/as por el amor
incondicional de sus madres de los esbirros uniformados, empujones contra
personas mayores, que contemplan asombrados/as como los sacan a golpes de lo
que fue su universo, su hogar, su refugio, su lugar de paz y tranquilidad.
 
Una vergonzosa
situación que contrasta con frecuentes y restringidos fiestorros millonarios a
los que acuden los miembros de la caterva política y Real, como las fiestas millonarias
estos días de los periódicos ultraderechistas La Razón y ABC, donde estaban
todos/as, desde Zapatero a Rajoy, “el principito” y Leticia, en amigable charla
con la derechista personaje del corazón, Belén Esteban, la perfecta imagen del
vomito y el asco patrio.
 
No podemos esperar
más o el tren de la historia pasará y nos enterrará para siempre en las cunetas
de la cobardía, del miedo a luchar, de la verdadera libertad, del conformismo y
por supuesto de la complicidad absoluta con los que están arrasando por todos
nuestros derechos, con la única idea de generar una sociedad de muertos/as
vivientes, de tristeza infinita y desolación en todos los barrios y pueblos de
la desgarrada y envenenada podredumbre, a la que algunos/as ilusionistas del saqueo
la siguen llamando,  “piel de toro” y
otros más sesudos y modernos, “Marca España”.
 
 
Síguenos y comparte:
error11
Tweet 20
fb-share-icon20