5 diciembre 2020

La casta de la traición en la Europa del IV Reich

Posiblemente este
viernes el gobierno de la derecha cavernaria española recorte las pensiones un
50%, baje todavía más las prestaciones de las 6 millones de personas
desempleadas, junto a otras aberraciones para contentar a la mafia organizada
de la troika, la diabólica Unión Europa y otros estamentos creados para
masacrar a la clase trabajadora.
Esta crónica del
recorte anunciado se presiente y se insinúa cada vez que esta banda sobrecogida
abre la boca. Una forma de hacer política más propia de un estado fascista, que
legisla contra la población, enriqueciendo los bolsillos de los poderosos,
matando de hambre al pueblo, condenando a millones de familias a la indigencia
y la exclusión social.
Una estrategia
genocida auspiciada por el criminal Fondo Monetario Internacional y el
terrorista imperio norteamericano, que solo trata de consolidar la masacre del
capitalismo sobre la población mundial, con el objetivo de acabar con derechos
sociales históricos y profundizar en la explotación, la alienación y la esclavitud
permanente de millones de seres humanos.
Este nuevo gobierno
mundial en la sombra creado por políticos, banqueros, millonarios,
narcotraficantes, reyes, príncipes, mafiosos, ladrones, delincuentes de guante
blanco y criminales ya está funcionando con las alforjas cargadas de reformas,
de robos, de privatizaciones y saqueos, diseñados para expoliar hasta el último
recurso que contribuya al bienestar de la mayoría, de la ciudadanía que sufre
sus maldades permanentes.
No paran de secuestrar
la democracia y ponerla en manos de maleantes enchaquetados, títeres de un
sistema asesino que mata, esclaviza, empobrece, humilla, viola y castra la
posibilidad de que la humanidad un día pueda ser libre de la tiranía del
dinero, las injusticias, los abusos, la corrupción y el latrocinio.
En España los
guiñoles del patético gobierno heredero del franquismo, acusan de practicar la
violencia a toda persona que no agache la cabeza, que no se arrodille ante la
brutal opresión, a los movimientos que salen a las calles en defensa de la
verdad, la justicia y la verdadera democracia, aquella que obliga a los
representantes ciudadanos a hacer política para la gente, para los pueblos
humillados, para los sectores más desfavorecidos, para la mayoría de la sociedad civil
machacada, arrasada, por una casta siniestra de ladrones y mafiosos.
En Grecia el
Partido Nazi le hace el trabajo sucio a la policía del régimen impuesto por la fascista
Ángela Merkel, reprimen al pueblo, asesinan, persiguen a las personas
migrantes, crean guetos, reparten comida y pescan en el rio revuelto de una
situación explosiva, generada por las políticas de austeridad, por las reformas
de la mafia gobernante del viejo continente.
Solo son dos
ejemplos de los muchos que podemos encontrar en esta Europa de los mercaderes,
que definen a las claras la que nos espera en los próximos años, si no se
produce una verdadera insurrección popular, un estallido social organizado que
arrase por esta gentuza que nos gobierna y nos roba.
Resulta muy curioso
que los que manejan los hilos del poder, se inventen en esta inmensa y
decadente crisis capitalista tantas mentiras juntas, siempre en forma de
atentados, bombas que aparecen de repente bajo autopistas, mochilas fantasma y
detenciones de presuntos terroristas solo por ser musulmanes, antisistemas, comunistas o anarquistas. Cartitas-amenaza con
balas al bocanegra de turno, explosivos en confesionarios de la curia satánica, sobres con ricino (no
con billetes de 500 euros) y otras falacias, que tratan de incidir en el miedo
colectivo, en poner como victimas a los que nos están hundiendo en la miseria y
el hambre.
La manipulación
siempre viene acompañada de sandeces y cada vez lo hacen peor, sustentados en
su impunidad y en contar con un aparato represor capaz de todo, hasta de
empezar a matar como ya hicieron en tiempos no tan lejanos de tiros en la nuca,
fusilamientos, cámaras de gas, campos de concentración y exterminio
generalizado de todo aquel que piense diferente.
Estos mismos
aberrantes personajes hablan de violencia cuando la gente de a pie se
manifiesta o les dice cuatro cosas en sus caras de sinvergüenzas.
Ellos sí que saben
de violencia, de humillaciones, de masacres sociales, de enriquecimiento ilícito
a costa del pueblo trabajador.
El verdadero
terrorismo planifica desde lujosos despachos el incierto futuro de la especie
humana, trata de manipular con mentiras a una sociedad adormecida, para que les
siga votando y creyendo sus permanentes falsedades.
El tiempo de la
rebeldía ya está sonando.

Síguenos y comparte:
error18
Tweet 20
fb-share-icon20