6 diciembre 2020

Borbones, lagartas, Repsoles y otros maidanes en la Cumbre Económica Mundial de Bilbao

La cumbre económica mundial celebrada en Bilbao este lunes 3
de marzo, ha demostrado la falta de vergüenza de sus participantes, culpables
directos de la masacre humanitaria que están generando con sus putrefactas
políticas en el estado español, en todo el sur de Europa, cagadero de las
multinacionales, del FMI, del BCH y otras organizaciones mafiosas y criminales.

Tres millones de niños pasan hambre en la España del
confeti, la trama de golfos/as de la Gürtel, los sobres en negro, los pelotazos millonarios e
inmorales de la banca, de una parte de la familia real y otras barrabasadas, por supuesto
siempre a costa de la miseria y el hambre de la clase trabajadora, de las
personas más humildes, de la gente mayor, de las madres y padres que sufren el calvario
diario de administrar una comida insuficiente para poder alimentar a sus
desnutridos/as hijos/as.

Esta reunión de próceres y maidanes eligió Bilbao con la
idea clara de acusar de ser de ETA a toda persona que se manifestara. Esa
cantinela la seguirán manteniendo mientras continúen usurpando la democracia,
robándonos los derechos y los servicios públicos para entregarlos a sus amigos
donantes.

El decrepito rey, el internacionalmente desprestigiado
presidente Rajoy, la criminal presidenta del FMI, Christine «Lagarta», perdón,
Lagarde, el ministro petrolero, José Manuel Soria, el miembro de la banca, del camorrista poder financiero, Luis de Guindos, el presidente de telefónica, el triste jefazo del BBVA, el oligarca y millonario dueño del Santander, junto a otros compinches del dinero
fácil, se vieron las caras antes del banquete millonario, regado con vino
español de reserva, por supuesto pagado con el dinero de nuestros impuestos.

En este premeditado y programado encuentro para
seguir saqueando nuestras vidas y nuestra destrozada economía familiar,
planificaron sus nuevas fechorías, seguir reformando la vida laboral de las
escasas personas con trabajo, el despido libre, el beneficio exclusivo para la
patronal, la privatización (o regalo a sus amigos donantes de sobres marrones),
el saqueo, la venta al mejor postor de servicios públicos esenciales, la
retirada de ayudas sociales, un largo etcétera de aberraciones, de «dolorosas decisiones», decididas antes de llenarse sus prominentes barrigas de comida y bebida gratis.

Este selecto club tiene cada vez más miedo, por
eso se rodean de esbirros policiales armados hasta los dientes, dispuestos a
todo para proteger la integridad de sus amos, para que puedan seguir
secuestrando la soberanía popular, la voluntad y las estructuras de sus castas,
linajes y bandas. Saben perfectamente que esto va a estallar, que no tendremos
nada que perder, que iremos a por ellos/as y que en ese preciso instante no
tendrán sucios agujeros donde esconderse, que si no se marchan al exilio podrán ser linchados, colgados en
cualquier plaza pública por el pueblo alzado, indignado, asqueado y harto de
sus mentiras y permanentes corruptelas.

La patética imagen del mujeriego cazador de
elefantes rey Borbón junto a la Lagarta, perdón Lagarde, lo dijo todo. Demostró
como se ríen de nosotros/as en nuestras caras, como tienen la hedionda caradura
de planificar nuevas reformas, nuevos recortes sociales, para seguir
enriqueciendo a la casta culpable de que millones
de familias no tengan ningún tipo de ingresos, que coman una vez al día, que
tengan que alimentarse en bancos de alimentos, que sufran viendo como sus
hijos/as se van muriendo lentamente de hambre.

El discurso leído, monótono, aburrido, como siempre,
de este monarca, nos trajo de nuevo a la mente la llegada de inminentes
miserias para millones de personas, para una ciudadanía destrozada, aniquilada
por un gobierno, por un régimen inhumano. El llamamiento del Borbón antes del lujoso
y exclusivo banquete de que “todavía queda mucho por hacer para la plena
reactivación económica”, suena de nuevo a puro cachondeo, a broma, a una
especie de happening macabro para aniquilarnos la esperanza, la dignidad y el
futuro de nuestros/as hijos/as, que trabajemos por un plato de potaje, por unos
garbanzos con gorgojos, que la esclavitud les nutra de mano de obra barata, de
putas jóvenes para sus prostíbulos, para seguir inundando sus cuentas
corrientes de millones manchados de sangre trabajadora.

Los que se reunieron en esta asquerosa cumbre
económica saben que todo es mentira, que el pueblo precarizado, despedido,
desahuciado, machacado, ignorado, abusado, violado, pedirá más temprano que
tarde guillotinas, horcas en cada plaza pública para apretar sus perfumados cuellos.

No conseguirán que nos matemos entre nosotros/as por
la limosna de un puesto de trabajo esclavo/a, antes nos rebelaremos, no permitiremos
que hagan con nosotros/as lo mismo que llevan haciendo durante años en los
países empobrecidos de la tierra, donde han asesinado y asesinan cada día a
millones de seres humanos de hambre e inanición, generando el mayor genocidio de la
historia de la humanidad.

La exitosa movilización de miles de personas en Bilbao lo ha
demostrado, las marchas por la dignidad del 22 de marzo ratificarán que no pararemos hasta tumbar este régimen 
infecto, hasta que de nuevo resurja la esperanza y la verdadera democracia, la de todos/as, la del pueblo y para el pueblo.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


Síguenos y comparte:
error20
Tweet 20
fb-share-icon20