1 octubre 2020

La educación de los puercos

Un cortijo
particular que se precie debe tener una educación puerca para la descendencia
obrera. Cerrar y vetar la universidad y dejarla solo al alcance de las fortunas
del sobre y la prebenda. El ministro Wert, personaje sacado de la profundidad
siniestra del franquismo, el prototipo perfecto para hundir el futuro de millones
de estudiantes, encabeza una reforma educativa que nos ha hecho volver a los
tiempos oscuros, donde se maltrataba en los colegios y los curas pederastas se
hacían el agosto.
 
Esta minoría del
mamoneo, los confetis, los vicios caros y la “vida loca”,  trata de acabar con nuestros derechos, que la
educación sea un bien exclusivo de sus vástagos. Un 1% que nos impone al 99%
de la población una instrucción selecta y para unos pocos privilegiados, donde
se rechazan las becas y se cobran tasas abusivas en la universidad, generando
que miles de estudiantes hayan tenido que abandonar sus estudios, pasando a
engrosar las cifras de desempleo no cuantificado, que si se sumara al oficial
superaría las 8 millones de personas sin trabajo en este saqueado estado
español.
 
Los niños y las
niñas acuden a unos colegios sin recursos, sin materiales pedagógicos
adecuados, sin comedores gratuitos, sin medios y con un profesorado desmotivado
y recortado en sus sueldos, pagas y derechos laborales, mientras el bromista
ministro Wert, cena en restaurantes de lujo con sus amigos de la farándula
fachosa. Este vulgar contertulio de medios de comunicación de la ultraderecha,
no se corta un pelo para burlarse del conjunto de la comunidad educativa, acusa
a los padres y madres que  ejercen su
derecho a manifestarse de ser de la ultraizquierda, al alumnado que se moviliza
de radicales, de anti sistemas, entre otras perlas que solo pueden salir de una
mente inmensamente  retorcida, retrograda y enferma.
 
La educación de los
puercos es el perfecto filin de un gobierno que teme a una sociedad formada y
consciente, que no se deje engañar y manipular por la escoria del régimen, por
una casta política con las manos manchadas de mierda y corrupción, que salen
todos los días en unos telediarios inundados de noticias de los últimos
pelotazos. Cargos públicos huyendo de las cámaras, de las preguntas de los medios
informativos, de una ciudadanía indignada que les grita ¡Chorizos! ¡Ladrones!
¡Sinvergüenzas!, mientras ellos y ellas escurren el bulto rodeados de policías
y guardaespaldas.
 
Esta finca caciquil a la que llaman España se está convirtiendo en el coto privado de una banda
organizada, formada por políticos corruptos, empresarios donantes de dinero a cambio
de favores, bancos y otros engendros financieros, siempre dispuestos al
desahucio, al engaño, a la evasión de divisas y otras tramas mafiosas. Por eso
no interesa un sistema educativo del pueblo y para el pueblo, que libere y
concientice a la ciudadanía de todos los estratos sociales. Prefieren la
basura, las barreras, los obstáculos, fomentar el miedo, para que la elite
salga beneficiada y tenga su perfecto ejército de esclavos. Una multitud de
personas desesperadas al servicio de los que más tienen, donde se pueda abusar,
pisotear, utilizar y sobre todo explotar. La séptima maravilla de los culpables
de esta estafa de crisis, contar con gente anulada y pasando hambre para
convertirlos en sus fieles plebeyos.
 
Los puercos ya no
son lo cerdos, nunca lo han sido, eso es un insulto para unos animales tan
inteligentes y dignos. La verdadera porquería está en los despachos de los que
dirigen este país, los culpables de que la educación pública esté en serio
peligro de convertirse en un instrumento de alienación, de empobrecimiento
moral y cultural.
 
No lo vamos a
permitir y ya somos millones en las calles en defensa de la educación de la alegría,
los colores, los sueños y la esperanza.
 
Podremos y lo
conseguiremos, venceremos a la oscuridad.
 

Síguenos y comparte:
error12
Tweet 20
fb-share-icon20