26 septiembre 2020

Las medallas del PP al merito de apalear al pueblo

El gobierno del PP
está potenciando más que nunca la entrega de medallas a la policía, siempre
coincidiendo con alguna movilización contra sus políticas reprimida
salvajemente. Lo hicieron en Madrid después de las masivas concentraciones ante
el Congreso de los Diputados del Movimiento 25S, que fueron brutalmente
apaleadas para vergüenza internacional de las millones de personas que vieron
los golpes, patadas, puñetazos y abusos de unos agentes del orden que aplastan
al pueblo que le paga sus sueldos a través de los impuestos.

Luego la Delegada
del Gobierno en Canarias, Hernández Bento, al mejor estilo de su compa
Cifuentes, organizó otro casposo acto de entrega de condecoraciones a los
fieles pretorianos, esta vez después de  que sus
muchachos apalizaran violentamente delante del Rectorado de la Universidad de
Las Palmas a un grupo de jóvenes de la organización Estudiantes
Pre-parados. Lo más fuerte es que cargaron simplemente porque pacíficamente abrieron
una pancarta y lanzaron consignas contras los recortes y la subida de tasas en
la Universidad. A esta entrega de medallitas y honores patrios asistió toda la
creme de la creme empresarial, una oligarquía canaria cada vez más millonaria,
amiga de saraos, homenajes y discursos rimbombantes, donde aprovechan para  indagar sobre sus “asuntillos” con el político
de turno. Al otro lado, a pocos km de sus opulencias desmedidas vive un pueblo
que sufre por llegar a fin de mes, con cifras de desempleo que baten todos los
récords.

Esas medallas
entregadas en sus cócteles caros, con vino español del muy añejo y lujo
desmedido, no son sino la muestra de quienes gobiernan con mano de hierro para
defender los intereses exclusivos de las grandes fortunas. El pueblo
trabajador, su sufrimiento, tristeza y desesperación les trae sin cuidado.

Esta es la vergonzosa
dinámica del desprestigiado gabinete de Rajoy, premiar el palo y tentetieso “españolizador”
contra ciudadanos inocentes y obviar las demandas de la mayoría de los ciudadanos,
criminalizar a quien se movilice o manifieste, condenar a la cárcel a todo
aquel que convoque una movilización por Internet  o ejerza el derecho legítimo a reunirse, a
concentrarse de forma pacífica sin molestar a nadie. Se trata de acabar con
toda disidencia, con las voces discordantes para no perjudicar la surrealista
imagen sanguinaria de la “Marca España”.

Sinceramente ya no
se donde nos conducirá todo esto, hoy hasta he leído en varios medios de
comunicación el supuesto rumor de ruido de sables comentado por varios
articulistas de cierto prestigio. No me lo creo o no me lo quiero creer, aunque
por lo visto ya pienso que estos tipos que viven aferrados al poder son capaces
de todo, hasta de justificar una acción involucionista que les consolide en el
expolio y la represión total contra la gente que luchamos por un mundo mejor. ¿La
ciencia ficción se puede hacer realidad en una acción fascista en pleno siglo
XXI? ¿O no será que ya el fascismo está impuesto y viene disfrazado de una
falsa democracia heredada de un dictador genocida?

Las medallas y esos
actos con tanto boato me causan verdadero repelús y en las caras de algunos de
estos galardonados se vislumbra el verdadero rostro del resentimiento. El odio del que defiende la voz de su amo, que
lo premia con un hueso, mientras la mayoría del pueblo camina a la fuerza hacia
la miseria y el hambre


http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/
 

Síguenos y comparte:
error10
Tweet 20
fb-share-icon20