1 octubre 2020

Pobreza infantil en España: Genocidio social de estado

El chiquillo de apenas 4 años del barrio de San José,
en Las Palmas de Gran Canaria, le pidió a Josefa su Madre algo para cenar, la
muchacha de 29 años recién separada, sin trabajo y con otra hija de escasos meses, no
supo como disimular que en su humilde despensa no quedaba nada, solo un poco de café
caducado y una bolsa de arroz con gorgojos, las que le había dado la parroquia
el día de Navidad. El pibe con su pijama raído, conforme con la triste realidad
de su familia, malnutrido, triste, acostumbrado a marcharse al colegio sin
desayunar se arropó entre las sabanas, cerró los ojos y se imaginó una fiesta
de cumpleaños, la de su amigo y compa de clase Rubén, la que celebraron en
aquel centro comercial entre castillos hinchables, donde probó por primera vez
el chocolate.

La España de Bárcenas y “El Bigotes”, gobernada por
un triste y gris presidente del Partido Popular, ostenta el mayor índice de
pobreza infantil del viejo continente europeo. Un siniestro récord solo
superado por otro país igual de corrupto como es Rumanía. Esta España de los
Madrid-Barças, los pelotazos millonarios, las estafas gubernamentales
permanentes y la generalizada corrupción empresarial, está a la par con Grecia,
Bulgaria y otros estados, donde la mafia criminal de la Unión Europea, junto a
la corrupta troika y el genocida FMI, han extendido sus políticas altamente
delictivas, implantando unas medidas de austeridad que han empobrecido de forma
espectacular a la población, que ha perdido progresivamente servicios sociales,
el acceso a la sanidad, al trabajo, a la vivienda, al bienestar colectivo, a
unos derechos constitucionales, que esta gentuza de coche oficial y vicios caros se pasa por el forro de sus miserias.

Una entidad como Cáritas Europa, nada sospechosa de
ser terrorista o de ETA y aún menos anti sistema, como catalogan las mentes
enfermas del partido del franquista, Manuel Fraga, a todas las organizaciones o
personas que no pensamos como ellos, ha lanzado su último informe, para
vergüenza de un estado español, que está masacrando de hambre y miseria a sus
hijos, a quienes deberían ser el futuro, definiendo a la población española
como una de las más afectadas por las brutales medidas económicas de su
gobierno, superando todas las tasas europeas de pobreza, que en la población
infantil llega hasta el 29,9%, según datos de 2013 de Eurostat. Quedando
demostrado el impacto extremadamente negativo y devastador de las políticas de
austeridad en la vida de las personas más desprotegidas, que son las que pagan
las corruptelas políticas, los rescates mafiosos a la banca, la privatización
de los servicios públicos, una forma de gobernar a la siciliana, siempre al servicio de bandas
organizadas de ladrones a las que llaman “Mercados”, que conducen a millones de
personas, a familias enteras al abismo de la barbarie, el empobrecimiento
extremo y la muerte por desnutrición.

Los derechos fundamentales de gran parte del pueblo
del estado español están siendo violados por su gobierno y la mafiosa troika,
donde millones de personas, en su mayoría inmigrantes, han perdido la cobertura
sanitaria o sufren una situación de inmensa desesperación al no tener ningún ingreso
económico, teniendo que recurrir a la mendicidad en bancos de alimentos o
parroquias para poder sobrevivir; y no ver morir a sus hijos/as de hambre.

En España millones de ciudadanos/as viven sin luz
por falta de pago; y en los últimos dos años son miles las personas que se han
suicidado por no aguantar más, por no soportar las presiones de la corrupta
banca: los desahucios, las amenazas de embargo y los chantajes de una chusma
respaldada por los putrefactos estamentos del estado.

Ancianos y ancianas sobreviven con menos de 300 euros y no tienen para comer a partir del día 15 de cada mes, familias enteras
que han pagado el crédito de más de la mitad de su vivienda, para que un día el
banco asesino se la quite, mientras estos politicuchos del tres al cuarto se
descojonan cuando hablan por televisión, gastan bromas entre asquerosos chascarillos, hablan de democracia,
de transición, de otras mierdas con las que se han enriquecido robando el
patrimonio público de su propio pueblo.

Ahora que tanto se habla en España de la muerte del
ex presidente Suárez y de todo lo que hizo por su patria, es bueno rememorar,
evaluar, adonde nos han llevado, que nos ha traído este putrefacto bipartidismo
heredero de la criminal dictadura franquista, impregnado de corrupción, desafección social,
mediocridad institucionalizada, endogamia política, incultura, analfabetismo funcional y miseria económica y social, de como gran parte de la ciudadanía ha
depositado su confianza en políticos inútiles, mentirosos y corruptos.

Una situación de millones de familias que no mejora, mientras el presidente Rajoy habla de “recuperación”; y eso implica que haya
pobreza durante toda la infancia, privaciones, desconsuelos, desnutrición,
fracaso escolar ¿Qué será de estos chiquillos, de estas chiquillas cuando sean
adultos/as? ¿En qué ejército de esclavos militarán? Mientras personajes
siniestros y podridos como Botín y sus compinches se llenan los bolsillos,
presumen entre putas de lujo, casinos y polvo blanco de lo audaces que son, de
cómo compran por un plato de lentejas en forma de sobre marrón a la morralla
política.

La alcaldesa de Madrid Ana Botella y esposa del ex
presidente Aznar, cobra 100.000 euros al año, aparte de los privilegios,
prebendas y otras juergas de las que goza: viajes pagados, dietas, cochazos
oficiales, spas, masajes y otros negocios innombrables, que de vez en cuando se
destapan, justo cuando algún juez no corrupto los saca a la luz antes de que lo
inhabiliten, lo criminalicen de por vida por disgustar a esta oligarquía
maldita y ruin.

¿Dónde coño se creen que viven estos canallas? ¿Cómo
pueden revolcarse en el dinero público de nuestros impuestos sin que hagamos
nada?

Que uno/a de cada tres niños y niñas esté pasando
hambre en el estado español, viviendo en la miseria, es motivo más que
suficiente para una revolución, para salir a las calles y perseguir a esta
gentuza culpable de esta vergonzosa situación, expulsarlos a la fuerza de sus
lujosos palacios y madrigueras del poder.

Cualquier gobernante que genere miseria entre la
ciudadanía, hambre en la infancia, es un psicópata asesino, que debe
ser condenado en tribunales internacionales por crímenes de lesa humanidad.
Cualquier gobernante que permita que entidades como el BBVA, entre otras,
declaren beneficios de más de 8.000 millones de euros, mientras haya niños y
niñas viviendo bajo el umbral de la pobreza, debe ser juzgado, condenado,
encarcelado de por vida.

El camino sin retorno de la muerte por hambre ya
está iniciado si no hacemos nada, lo han firmado Montoro, Cospedal, Soria, Esperanza Aguirre, Soraya
Saenz de Santamaría, el patético y esperpéntico presidente Rajoy;
 y eso señores/as, eso no lo debemos permitir, no
lo debemos consentir jamás. Será necesario luchar hasta la muerte contra este
exterminio programado, premeditado contra el pueblo trabajador, para beneficio
exclusivo de su vergonzosa casta.

Se hace necesaria una sublevación, una verdadera
revolución, que el 22M y sus “Marchas de la Dignidad” se conviertan en masivas
movilizaciones en cada rincón del estado, exigiendo pan, leche, aceite, azúcar,
huevos, pastas, arroces, trabajo, vivienda, el reparto justo de la riqueza, que
ningún/a niño/a pase hambre, necesidades, tristeza, por no poder cenar como el
hijo de la pobre Josefa en Las Palmas de Gran Canaria, en ese bonito y popular
barrio obrero de San José.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


Síguenos y comparte:
error12
Tweet 20
fb-share-icon20