6 diciembre 2020

Si Rajoy, también soy uno de esos «tristes», que luchan por la dignidad

Soy unos de esos “tristes” que dice Rajoy, esos que
no reconocen lo que él dirigente del PP llama, “crecimiento económico”, uno de
esos millones de personas que no llegan a fin de mes, que sufren las tropelías
de la siniestra banda política incrustada en las administraciones públicas, con
el único fin de pisotear los derechos de la ciudadanía y enriquecerse ilícitamente
a manos llenas. Soy unos de esos “tristes” que son desahuciados de sus
viviendas a patadas, porrazos y puñetazos de una policía política del régimen,
que cual Gestapo, no tiene escrúpulos para desalojar bebés recién nacidos,
personas mayores, enfermas terminales, discapacitadas.

Sí, soy uno más de los «tristes», los que vemos cada
día como condenan a millones de niños y niñas a pasar hambre, a familias
enteras a sobrevivir sin ingresos, a los cientos de miles de jóvenes que han
tenido que marcharse de España huyendo de la miseria, la corrupción política
generalizada y la falta de trabajo.

“Tristes” estamos con las acciones de un gobierno español
de la vergüenza, que nos conduce a un abismo de barbarie, de inmenso
sufrimiento, de dolor, de desesperación, que está generando miles de suicidios
por motivos económicos en solo dos años, gente que no aguanta más los chantajes
de la caterva bancaria, de una usura que el estado defiende y potencia, que
ejerce el chantaje, la presión, las amenazas, sobre quienes no podemos pagar
las estafas de las hipotecas, generando muerte, familias destrozadas, terror y
miedo al mejor estilo de las dictaduras más fascistas y corruptas.

Estoy “triste”, estamos “tristes”, no podemos más,
van a pagarlo muy caro en las urnas. Somos legión, somos quienes sufrimos como
se llenan los bolsillos, como los suyos se hacen millonarios en negocios
sucios, podridos, a costa de que perdamos el bienestar, los derechos, la
esperanza y nos conduzcan directamente a la exclusión social.

Esta tristeza que ignoran y burlan se va a convertir
en combate, en lucha, en votos de castigo, en su fin como presidente, en la
mayor debacle electoral de ese partido franquista que representa.

Lo dice alguien que sufre directamente los acosos
morales de esa banda, la muerte lenta sin fosas ni cunetas, los recortes, los abusos de poder, la persecución
ideológica, soy uno y somos millones, somos viento y agua de dignidad
huracanada, ténganlo claro, este año será el fin de esa peste, la que se está
llevando por delante a tantas personas honradas, el principio de un tiempo de
libertad y verdadera democracia.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/


Síguenos y comparte:
error20
Tweet 20
fb-share-icon20