3 diciembre 2020

Solución V. Figueroa o la extirpación del cáncer del robo

“Hasta que no se coja a 20
políticos y 20 banqueros y los ahorquen este país no tendrá solución.”
 
Alberto Vázquez
Figueroa
 
En esta vergonzosa
situación de claro terrorismo de estado, donde millones de personas sufren la
mafiosa gestión de una casta política de sinvergüenzas, con 7 millones de
desempleos, 500 familias diarias desahuciadas de sus casas por una banca
criminal y gran parte de una judicatura tetrapléjica y al servicio de sus amos,
12 suicidios diarios en todo el estado por razones económicas, familias enteras
sin ingresos, 3 millones de niños/as bajo el umbral de la pobreza y pasando
hambre.
 
Una brutal y
terrible realidad donde apuesto por la solución Figueroa, la única salida posible
para pararles los pies a tantos ladrones de guante blanco. Las enormes verdades
que mi paisano dijo en su ataque de ira, en su hartazgo de ver como una banda
organizada de cleptómanos arrasan por los derechos y la vida de todo un pueblo.
 
Seguramente me
acusaran de violento, de terrorista, de no ser “gente de bien” por pensar así,
de estar cercano a “los entornos”, esos refugios surrealistas de “malhechores”
anti sistema, que se inventaron durante varias décadas para vivir del cuento y
ganar votos, mientras ellos cometen diariamente asesinatos con su asquerosa
gestión política, condenan a vivir en las calles a familias enteras hasta con
niños/as recién nacidos/as, a personas mayores abandonadas a su suerte, a
discapacitados, matando a cientos de miles de personas dependientes en los escasos
meses del siniestro mandato del gobierno del sobre.
 
Si este pueblo no
se alza no se conseguirá nada, todos los partidos del régimen están vendidos al
poder del dinero, a la mafiosa troika, a la delictiva Unión Europea, al
criminal Banco Central, a los donantes de sobres que los financian a cambio de
prebendas y favores.
 
Si no se produce un
verdadero estallido social revolucionario todo seguirá igual, masacrarán
nuestras vidas, nos arruinarán y nos condenarán a pasar hambre, a ver morir más
temprano que tarde a nuestros chiquillos y chiquillas de pura inanición, a
vivir en la permanente incertidumbre, en el miedo a perder el trabajo, a seguir
en el paro, a que te desahucien de tu humilde hogar.
 
Somos muchas las
personas que estamos sufriendo cada día el “estado de las cosas” de este
sistema podrido, esta terrible presión, ver cómo te desnudan y te dejan sin
nada.


Todo el mundo no resiste y algunos/as deciden quitarse la vida, mientras esta
casta de sobrecogidos cabrones disfrutan en Marbella y otros templos del vicio
de los enriquecidos, de su dolce vita particular a todo tren, en sus yates de alta gama, en sus
vacaciones pagadas con la sangre y la miseria de nuestro pueblo.
 
Merecen un escarmiento,
deben empezar a sentir miedo de la ira ciudadana o acabarán con nosotros/as,
nos asesinarán poco a poco, arrebatándonos la esperanza y los pocos derechos
que nos quedan.
 
Que se caguen
cuando nos vean salir a las calles y ni su fiel y sumisa policía sea capaz de
pararnos.
 
Solución del patíbulo,
solución de la horca, solución guillotina, solución Figueroa.
 
 
Síguenos y comparte:
error17
Tweet 20
fb-share-icon20