20 septiembre 2020

Tormenta en la memoria en las manos de Alfon

Después
de publicar el libro “Tormenta en la memoria” (Editorial Hades), sobre los
miles de crímenes franquistas en las Islas Canarias, de las primeras cosas que me pasaron por la cabeza fue que el preso político, Alfon, pudiera tenerlo, leerlo, conocer lo que
sucedió en esta tierra olvidada por el estado español, víctima de sus políticas
de recortes y generalizada corrupción política.

Ahora
después de hablar con Elena su sufrida y heroica madre, por fin se lo he
enviado por correo con una carta y una dedicatoria especial. Este muchacho es víctima
del fascismo, el mismo que quitó la vida a cientos de miles de personas de bien
en todo el estado español a partir del golpe de estado del 36, sus mismas
estructuras en la actualidad le hicieron el supuesto montaje planificado por
los esbirros más crueles del régimen, colocando presuntamente material
explosivo en su mochila el día de la huelga general del 14N, una acción
premeditada para generar miedo entre la gente que lucha por la clase
trabajadora, por un mundo mejor.

Ni
una prueba policial se aportó en el juicio que lo condenó a cuatro años de cárcel,
ni un solo indicio que sirviera para demostrar que Alfon llevaba ese material,
toda una película surrealista para secuestrar al joven luchador y aplicarle el
siniestro FIES, que supone según organizaciones como “Stop Represión”, entre
otras muchas cosas la intervención de todas las comunicaciones, incluidas las
que tiene con familia y abogado, restricciones salvajes, hostigamientos y
maltrato. Una cárcel dentro de la cárcel, declarado ilegal no hace mucho y
denunciado por numerosos organismos a nivel mundial. La escalada represiva va más
allá, dedicándose la Brigada de Información a acudir a domicilios, a puestos de
trabajo y a hacer seguimientos a varios amigos de Alfon por el simple hecho de
haberle escrito a prisión.

Desde
el poder es muy fácil encarcelar y torturar a un joven de la clase obrera,
mientras todo tipo de políticos y empresarios siguen robando, gozando de total
impunidad. Una caterva de sinvergüenzas, delincuentes o policías torturadores que
son indultados por el estado.

“Tormenta
en la memoria”, recoge en una serie de relatos los miles de crímenes cometidos
por Falange, Acción Ciudadana, el ejército, la oligarquía canaria y la iglesia
católica en Canarias, ahora en 2016 se siguen cometiendo de forma más sutil,
generando miseria, más de cinco millones de casos de hambre infantil,
desahucios, suicidios masivos por motivos económicos, más de 20.000 en los últimos
cuatro años.



Alfon,
el joven luchador, el valiente muchacho es un símbolo de la lucha antifascista,
ejemplo de dignidad y coraje junto a su adorada madre, a toda su familia, a los
seres queridos de todos los presos políticos que malviven en las cárceles de la
marca España.

Qué
la memoria sobreviva también en las manos libres y limpias de un hijo del pueblo,
de la justicia, de la lucha, de la verdadera democracia y la fraterna libertad
de los pueblos.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

Síguenos y comparte:
error9
Tweet 20
fb-share-icon20