6 diciembre 2020

Un régimen criminal de lesa humanidad

La evidente complicidad del régimen español con la
dictadura argentina en los tiempos del gobierno del siniestro “Señor X” o
Felipe González, donde la monarquía española dio cobijo a la criminal policía política
de Videla en España, colaborando activamente para perseguir activistas en el
exilio, encubriendo asesinatos de estado y terrorismo sobre quienes salieron de
este país sudamericano huyendo de los masivos crímenes de lesa humanidad.

Esa pestilente herencia franquista de los gobiernos de la “democracia”
de peineta y saqueo española se hizo evidente respaldando a quien hizo del
crimen su metodología funesta, más de 30.000 personas desaparecidas no hicieron
mella en la conciencia psicópata del antiguo líder del PSOE, ahora
nacionalizado colombiano, activo defensor de pactos con la derecha
ultraderechista que ahora ejerce el poder en este corrupto y podrido trozo de
la tierra.

Es normal que Aznar, Zapatero y Rajoy colaboren
activamente para encubrir a todo tipo de torturadores y asesinos de la
dictadura franquista, cerrando todas las puertas para que se juzgue vivos o
muertos a quienes participaron directa o indirectamente en el genocidio
fascista español.

El actual régimen español en 2017 avergüenza al
mundo al ser el segundo país con mayor número de personas asesinadas por el
estado en fosas comunes y cunetas después de Camboya, si se tirara solo un poco
de la manta se podría comprobar cómo la estrategia gubernamental es seguir
tapando la sangre inocente, los brutales crímenes que denuncian diariamente
cientos de miles de familiares de los asesinados.

Jamás podrá existir una democracia mientras esté sustentada
en la ocultación premeditada de todo tipo
de asesinatos, torturas aberrantes, violaciones, desapariciones, ejecuciones,
fusilamientos, etc., encubriendo a personajes reclamados internacionalmente por
la justicia, buscados por la Interpol como los policías Billy “El Niño”, Jesús
Muñecas, el suegro del ex ministro de Justicia del PP Alberto Ruíz-Gallardón, el
ex ministro franquista José Utrera Molina y otros fascistas vinculados al PP
como el ministro de Interior Martín Villa.

El viejo Borbón no solo mató elefantes y pagó con
dinero público sus putas y concubinas, también mantuvo oscuras relaciones con
todo tipo de criminales como quienes ejecutaron a lo mejor del pueblo argentino,
uruguayo o chileno, a miles de personas asesinadas por defender la democracia y
la libertad.

Un día no muy lejano serán reconocidos como activos colaboradores directos de estos holocaustos fascistas en España y
Latinoamérica, junto a Hitler, Mussolini, Franco, Videla, Pinochet o Bordaverry. 



La historia jamás los absolverá. 

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Síguenos y comparte:
error20
Tweet 20
fb-share-icon20