29 septiembre 2020

Una huelga contra el capitalismo

«Nos mean encima y los periódicos dicen que llueve»

Eduardo Galeano (pintada en una calle de Buenos Aires)

A pocas horas de una huelga general contra la carroña de un sistema neoliberal que machaca los derechos de la clase trabajadora, podemos contemplar como los medios de comunicación fieles al sistema imperante manipulan y engañan a la población.

Ahora le toca el turno a Venezuela una vez más a pesar de la contundente victoria de la izquierda revolucionaria. El presidente legítimo, Hugo Chávez, sigue siendo la bestia negra de los tertulianos de este fascismo disfrazado de democracia bananera, acusándolo de dictador, de marxista, pero reconociendo a su pesar que ha disminuido en un 50% la pobreza en este hermoso país del continente hermano, que las ganancias del petróleo se invierten en educación, en sanidad, en iniciativas sociales para acabar con las desigualdades instauradas históricamente por gobernantes corruptos, siempre respaldados por el águila imperial de los gringos.

Esta tropa mediática no descansa y sigue atacando a diestro y siniestro a los que no entran por el aro del capital, los que etiquetados como “eje del mal” por un criminal de guerra llamado, George W. Bush, no agachan la cabeza ante los dictados siniestros y hitlerianos del imperialismo. Países como Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, El Salvador, Irán, Corea del Norte y otros no dejan de estar en el punto de mira de esta ridícula brigada de periodistas al servicio del poder establecido, llenando sus páginas de mentiras premeditadas que salen de despachos de corporaciones y de los alegatos de una tropa política al servicio de las fortunas más ricas de la Tierra.

Mientras en Colombia siguen matando a miles de sindicalistas y defensores de los derechos humanos, en México los escuadrones arrasan por las comunidades indígenas, violan a sus mujeres, secuestran a sus niños y orquestan un genocidio al mejor estilo de Israel con el pueblo palestino. Pero claro eso son países “democráticos”, aliados del imperio y por eso nadie los crítica, nadie los condena, solo disfrazan el genocidio atacando a las guerrillas, ridiculizándolas y acusándolas de vínculos con el narcotráfico. La mejor estrategia, combatir la verdad con mentiras y siendo cómplices directos de los mayores asesinos de la historia de este planeta.

Hitler el genocida, es un bebecito inocente al lado de quienes manejan el cotarro de la banca, de las grandes corporaciones, los que matan de hambre a millones de seres humanos, aquellos que destruyen la naturaleza y ensucian el aire que respiramos, los que con su codicia están dispuestos a todo para llenar sus sucias barrigas y cuentas bancarias, capaces de atentar contra su propio pueblo para justificar su rapiña.

Hay mil motivos para apoyar esta HUELGA GENERAL, infinidad de razones para salir a la calle y decir ¡BASTA YA!, demostrar la fuerza del pueblo ante la aberración de los que viven del cuento y la mentira. Hagamos realidad este sueño de fraternidad y echemos abajo esta reforma laboral, que vean peligrar sus trajes de alta costura, sus perfumes, cochazos y vicios caros con la movilización de millones de trabajadores y trabajadoras en todas las calles del estado.

La lucha sigue implacable y esta huelga también debe ser contra el peor y más depredador sistema político de la historia de la humanidad.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com/

Síguenos y comparte:
error11
Tweet 20
fb-share-icon20