30 junio 2022

Canarias es una fosa común

Fosa común exhumada por familiares con pico y pala al margen de las instituciones públicas por familiares en Fuencaliente, isla de La Palma, agosto de 2006

«El pacto que firmaron los políticos canarios tras la muerte de Franco llega hasta nuestros días: Evitar que se exhumen los miles de restos de asesinados por el fascismo en las islas. Se han enriquecido tapando crímenes de estado, protegiendo a las familias herederas de los genocidas, todo lo que hacen en la memoria es un paripé, una mentira, una farsa, una humillación a las familias».

Juan José Santana Rodríguez, abogado y sindicalista

Este 30 de mayo de 2022, Día de Canarias, miles de personas de esta tierra siguen bajo toneladas de escombro y residuos en agujeros volcánicos, fosas comunes, cunetas, lugares insospechados de exterminio fascista. Conozco un enclave en Jinámar, Gran Canaria, en una antigua hacienda donde hay dos pozos tapiados con los restos de más de treinta hombres en su fondo arcilloso, en ese lugar se celebran todo tipo de eventos: bodas, bautizos, despedidas de solter@…, sin un mínimo de respeto por esos huesos destrozados por la tortura ni interés alguno de la administración en excavar. Los gin tonic, el baile, la música estridente, la cerveza y el ron corren junto a los asesinados.

En una nueva conmemoración de la canariedad much@s se disfrazarán de típicos sin consciencia de que no hay nada que celebrar sin que se exhume y se entierre dignamente a tanta buena gente que luchaba por la libertad. El olvido premeditado desde el poder político y económico nos condena a repetir la historia inexorablemente.