29 septiembre 2020

Cuando ni el recuerdo nos hace ser humanos.

Imagen tomada de la red

Muy pronto olvidamos el vaho del infierno, tener que salir huyendo de nuestra tierra para no morir de hambre. Ahora algun@s canari@s se creen hasta superiores a otras personas de otras culturas, las que tienen que dejarlo todo para meterse en una patera o en un cayuco jugandose la vida para tener una esperanza, para escapar de guerras introducidas por Occidente, de la falta de comida, de agua, de educación, de trabajo.

Es de miserables olvidar nuestro cercano pasado como pueblo históricamente migrante. No dar la mano al hermano, a la hermana que llega a nuestras costas pidiendo pan y rosas, al menos no rechazarles y montarles bulos generadores de odio y racismo. No olvidemos nuestro cercano pasado, pasamos por lo mismo y fuimos acogidos por pueblos hermanos en América que nos ayudaron a ser más libres. No permitamos que los que viven del odio y la codicia utilicen nuestras mentes libres.

Síguenos y comparte:
error11
Tweet 20
fb-share-icon20