4 agosto 2020

El otoño del monarca

Sin rubor para tener vergüenza

Una cama, una mujer guapa, unos milloncejos del ala, la dolce vita real a costa del pueblo español, figurar y cobrar millones por no hacer nada, vegetar entre escándalos que avergüenzan al mundo civilizado, a las personas decentes que luchan por no pasar hambre.

Son tantos escándalos que Raphael ya se queda corto, el viejo sátrapa acumula follones de todo tipo, cantidades desorbitantes que asombran a las personas que tenemos que sufrir para llegar a fin de mes, aquí 100 millones para una amante, allí 500 en barriles de petróleo para unos «arreglillos» con los criminales «cortacabezas» de Arabia Saudí, allá donaciones millonarias para antiguas concubinas, etc., etc. Esto es la monarquía española, por mucho que se paseen sin mascarilla los consortes reales por cualquier espacio público, aunque sonrían y saluden a sus grupis incondicionales de pulserita e ideología fascista, tal como los enseñaron desde que nacieron en sus cunas de oro y diamantes, mover el brazo, la manita, aunque el mundo se esté cayendo a pedazos por la vergonzosa corrupción generalizada, por el hambre infantil, por el desempleo, las millones de familias sin ingresos, la exclusión social que ya es masiva en España, pero da igual eso no va con ellos, de yate en yate y tiro porque me toca, de nuevo coche blindado de 500 kilos y a gozar por el lado más bestia de la vida. Lo que se podría hacer con el dinero que se llevan estos personajes sin escrúpulos, las políticas sociales que se podrían planificar cuando algún día salgan por patas de España, huyendo de la Ley tal vez como hizo Alfonso XIII, no por rey sino por Ladrón, tal como dijo el gran Don Ramón del Valle Inclán. España año cero, España marca corrupción, Casa Real, cárcel por expresar libremente una opinión, torturas, robo generalizado de las arcas pública. Spain is diferent.

Síguenos y comparte:
error5
Tweet 20
fb-share-icon20