28 septiembre 2020

El precio del olvido

Niñxs en un campo nazi

Nos obligaron a recoger los cientos de cuerpos gaseados aunque fuéramos niñas menores de siete años, los teníamos que arrastrar entre varias, aquellos ojos abiertos parecía que nos miraban.

María Newton

El olvido es una de las peores lacras de la especie humana, pagamos con nuestros impuestos los sueldos de diputados y senadores con ideología fascista sin que pase nada, este dilema moral casi nadie se lo plantea ¿Es normal un nazi en el estrado de una democracia ? ¿Para qué sirve una Constitución? Es absolutamente inmoral que los herederos ideológicos de los causantes de un holocausto con millones de personas asesinadas en toda Europa sigan haciendo apología de su triste ¡Viva la muerte! Que no haya servido para nada al menos en el estado español tanta sangre, tantos cuerpos amontonados antes de ser quemados en los hornos crematorios, enterrados en miles de fosas comunes y cunetas.

Una España donde se justifica públicamente, sin que intervenga la justicia, el asesinato de millones de seres humanos tan solo por pensar diferente, por tener otras creencias o por el color de la piel. Estremece pensar que se vuelva a repetir la historia, lo vemos en el modus operandi de los medios represivos antes y durante la pandemia, en cargos públicos que señalan y amenazan con repetir la historia. Cuan triste es olvidar, un pueblo sin memoria, que deja de sentir en su cuello el vaho del infierno, aunque como en la foto fueran niñas y niños los que sin saberlo caminaran directamente a la cámara de gas.

Síguenos y comparte:
error11
Tweet 20
fb-share-icon20