29 septiembre 2020

En el Día del Padre

Fotograma del documental "La memoria interior, los fusilados de San Lorenzo" de Carlos Reyes Lima.

En el Día del Padre me queda el recuerdo del mio tras su partida hace tan pocos años, Diego se fue sin que se hiciera justicia con los crímenes fascistas en nuestra familia, partió tranquilo, dormido, soñando con barrancos mágicos, con los perros siguiendo el rastro de algún conejo mañanero, altivo, reclamando siempre esa justicia que jamás llegó, testigo directo del asesinato de su hermano Braulio al que con cuatro meses un falangista sacó de su cuna y le destrozó la cabeza contra la vieja pared de la casita de Tamaraceite. El fusilamiento de Francisco, su padre y mi abuelo meses después, el 29 de marzo del 37, la fosa común del cementerio de Las Palmas que los traidores de Cabildo de Gran Canaria y Ayuntamiento LPGC boicotearon su exhumación, compinchados con los criminales fascistas causantes del genocidio isleño. Son tantos padres a los que en estos tiempos tan extraños añoramos, eran de otra leña, de un chasis construido desde el sufrimiento, un cuerpo casi ajeno al dolor por el trabajo duro de sol a sol. Desde aquí mi recuerdo, desde el encierro obligado para tomar fuerzas y seguir luchando por esa dignidad que me dejó en herencia.

Síguenos y comparte:
error11
Tweet 20
fb-share-icon20