27 noviembre 2020

La memoria de Diego siempre viva (6)

«(…) Yo conocía a tu madre desde que los dos eramos muy pequeñitos, mi padre y su padre eran camaradas del Partido Comunista y grandes amigos, vivíamos en la pobreza pero con una gran esperanza de cambio por la esperada revolución, sabíamos que si todo iba bien con la República se acabaría la esclavitud, la explotación de los terratenientes canarios e ingleses sobre nuestro pueblo, el jodido derecho de pernada sobre nuestras mujeres, la persecución de una Guardia Civil al servicio de los poderosos.
Lola y yo enseguida nos enamoramos, no quisimos a nadie más, desde niños bromeabamos con casarnos y tener hijos, pero todo se vino abajo cuando estalló el golpe fascista, arrasaron por lo mejor de nuestra tierra, asesinaron a miles de hombres y mujeres de bien que sólo defendían la democracia y la libertad. Fusilaron a tu abuelo Pancho, encarcelaron por muchos años a tu abuelo Juan, mataron al chiquillo en su cuna, a tu tío Braulio, aquellos asesinos, pero tu madre y yo sabíamos que siempre estaríamos juntos, que solo la muerte nos separaria…»
Extracto de la entrevista a mi padre Diego González García realizada el 19 de enero de 1999.
Imagen: Lola Tejera y su hermano Juan en su casa de Tamaraceite cuando su padre estaba encarcelado por los fascistas en el Campo de Concentración de Gando (Gran Canaria).
Síguenos y comparte:
error15
Tweet 20
fb-share-icon20