1 octubre 2020

La memoria de Diego siempre viva (9)

«(…) Todavía recuerdo aquella reunión en la alcaldía de Las Palmas para intentar abrir la fosa común del cementerio de Vegueta donde está tu abuelo enterrado, como aquel alcalde del partido de Franco, el PP, nos amenazó a tu madre y a mi con que iba a despedirte de tu trabajo en el Ayuntamiento.
En aquella mesa había gente muy importante, bien vestidos, enchaquetados y muy perfumados algunos, gentes tales que parecían de dinero, a su lado estaba esa concejala de la ultraderecha, la tal Carmen Guerra, que le gustaba montar fiestas de sevillanas en la Carretera General de Tamaraceite y reírse de nuestra cultura canaria. Nos dolió mucho como aquel sinvergüenza de alcalducho usó la reunión para lanzarnos amenazas, que te iba a despedir porque decía que tu escribías en muchos medios de comunicación contra el PP y los acusabas de fascistas. Allí estaban todas las cámaras de televisión, muchos periodistas sacando fotos y a tu madre tuvimos que llevarla a Urgencias porque lo que vimos allí fue una repetición de lo que pasó en el 36 y 37 cuando asesinaron a mi hermano, tu tío, el bebé Braulio de cuatro meses en su cuna los falangistas, para a los pocos meses fusilar a tu pobre abuelo Pancho en el campo de tiro de La Isleta. La cara de Juan José Cardona era la misma de aquellos cabrones que mataron a nuestro pueblo, que tiraron por los pozos y simas volcánicas a tanta gente de bien que luchaba por la democracia y la libertad.
Salimos de allí indignados, yo me enfadé mucho, tu madre la pobre fue la que no resistió y se vino abajo, tenía mucho miedo de que te mataran, de que te cogieran en cualquier esquina y te metieran en un coche y te tiraran a algunos de los pozos donde estos criminales cometían sus fechorías y crímenes.
Fue así, así te lo cuento y cuando yo esté muerto quiero que lo publiques en tus libros, que lo saques en la prensa para que las personas buenas sepan el daño que nos hizo esta gentuza del partido de los falangistas el PP…»


Extracto de la entrevista a mi padre Diego González García el 11 de octubre de 2013.


Foto publicada en varios medios de comunicación de la reunión celebrada el 3 de septiembre de 2013 en el despacho de alcaldía del Ayuntamiento entre familiares de los fusilados de San Lorenzo, algunos asesores y el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria Juan José Cardona. A la derecha la esposa de Diego, Lola Tejera y su sobrina Pino González.

Diego hospitalizado meses antes de su fallecimiento con la foto de su padre fusilado con 41 años, Francisco González, tomada por el periodista Edu Robayna para reportaje en Diario Público.

Síguenos y comparte:
error12
Tweet 20
fb-share-icon20