3 octubre 2022

Lo mejor de mi vida

Pintura de Spear el artista que pone rostro a las personas sin hogar

«Mientras enseño continúo buscando, indagando. Enseño porque busco, porque indagué, porque indago y me indagó. Investigo para comprobar, comprobando intervengo, interviniendo educo y me educo. Investigo para conocer lo que aún no conozco y comunicar o anunciar la novedad».

Paulo Freire

En 40 años de vida laboral en el terreno sociocultural donde mejor me he sentido, valorado y querido ha sido con las personas más humilladas, vejadas, pisoteadas, olvidadas, por esto que llaman “Sociedad”, esa mujer que se levanta a las cuatro de la mañana para limpiar varias casas sin seguro ni contrato con las manos y la espalda destrozadas, chicos enganchados a la droga, mujeres y hombres sin hogar con los que recorrí senderos y montañas perdidas por la isla, cines, teatros, paseos interminables, partidos de fútbol y hasta peleas por una entrada fuerte o un gol ilegal, para después morirnos de risa, recogí del suelo a un ángel muerto de Marruecos después de intentar reanimarlo, siempre fue bien con quienes tenían sus vidas destrozadas, los problemas venían con l@s del buen sueldo: polític@s y técnic@s jef@s o pelotas que te miraban con desdén, envidia o superioridad, acoso laboral, intentar amargarte la vida. Por eso me quedo con las personas desheredadas por esta mierda de sistema capitalista, en ellas está la superación, la lucha y la esperanza aunque casi nadie les quiera. Aunque tal vez no me lean, no se que será de tanta buena gente excluida, pero donde estén vaya mi abrazo fraterno, mi agradecimiento por tanto amor. Nunca les olvidaré.