3 octubre 2022

Machado, alcalde comunista olvidado

Juan Santana Vega y la vivienda donde se hizo universal

«Fue cabeza alta al fusilamiento, se negó a confesarse ante el cura, era consciente de que lo iban a destrozar con las balas de los Máuser, que había resistido como pudo junto a sus camaradas la sublevación fascista, ahora sigue olvidado, enterrado bajo un manto de hipocresía y dejación política».

Roque Alemán Jiménez

¿Qué le costaría al Ayuntamiento de Las Palmas GC, a su concejala de Unidas Podemos del Distrito de Tamaraceite, colocar una humilde placa de homenaje en esa casa dónde nació y vivió el alcalde comunista de San Lorenzo, Juan Santana Vega?

Si es problema es presupuestario hacemos una cuestión popular y la pagamos.

La Ley de Memoria Democrática establece una serie de medidas de reparación y reconocimiento a quienes fueron asesinados por defender la democracia y la libertad.

¿Tendrán que ser también manos anónimas quienes la coloquen en una nueva acción como la de la calle del bebé Braulio a pocos metros del hogar de este hombre de bien?

Es una pena que quienes ocupan cargos públicos y cobran buenos sueldos de nuestros impuestos no tengan sensibilidad para rendir tributo a un alcalde comunista.

¿Tal vez ese sea el problema?¿Qué fue fusilado el 29 de marzo del 37 por no venderse al fascismo, por no afiliarse a Falange como hicieron otros vergonzosos traidores para salvar su culo?

Juan «Machado», como era conocido en Tamaraceite, sigue enterrado como basura en una fosa común del cementerio de Las Palmas junto a mi abuelo Francisco González con su exhumación bloqueada por el Cabildo, ni siquiera su hogar de siempre tiene un sencillo rótulo que explique a quien pase por allí, en la Carretera General de este barrio, que ahí desarrollo su vida de luchador por los derechos de la clase trabajadora.

Muy triste que quienes se dedican a la política estén más preocupad@s del cemento y las construcciones masivas, que en recordar la memoria de mujeres y hombres dignos.