26 mayo 2022

Maricones de mierda

«‘Mariquita’, ‘maricón de mierda’, ‘bujarra’, ‘muerdealmohadas’… No había día durante mi etapa educativa obligatoria en el que no escuchara al menos alguna de estas palabras que, cuando van dirigidas a tu persona y de forma despectiva, te perforan por dentro y te ayudan a seguir odiándote por lo diferente que eres».

Lolo López

Decirle “Maricones de mierda” a unos menores a la salida del baño de un centro comercial debería ser reprobable, al menos quienes lo presencien deberían posicionarse, no guardar silencio. Me pregunto que rondara por la masa gris de ese tipo de seres ¿Cómo será su vida, sus relaciones de pareja, cómo tratarán a sus hij@s en caso de ser padres, qué votarán en las elecciones, de qué hablarán con sus seres queridos, qué hubiera hecho yo en ese instante de estar allí ya que uno de los agredidos era mi hijo?

Hoy me lo contó, me comentó que ayer fue a comer con varios amigos, que un hombre les gritó ese insulto a la salida de los baños, le dije que el problema lo tenía el agresor, aunque por dentro se me revolvieron las tripas no sé si de rabia o desolación, tal vez lo esperaba o había pensado alguna vez que ese momento llegaría, quizá algo peor, pero lo hablamos tranquilos, me dijo que no le afectaba, que tenía claro a lo que se enfrentaba, yo pensé en un país con más de cincuenta nazis reconocidos en el Parlamento.

Seguimos charlando de otros asuntos, nos reímos, bromeamos y ese tema no salió más, me quedó un mal sabor de boca, recordé los años de mi infancia, otro tipo de agresiones, palizas en el colegio, la letra con sangre entra, eran otros tiempos decimos ahora, pero la homotransfobia sigue tan viva, presente en mentes turbias, rabiosas con la vida de las demás personas, ocultando quién sabe qué oscuras patologías en su inmunda forma de pensar. Llegó ese día triste. Habrá que seguir luchando.