24 septiembre 2021

Que levante la mano la guitarra

«¡Canto, qué mal me sales / cuando tengo que cantar espanto! / Espanto como el que vivo / como el que muero, espanto. /De verme entre tanto y tantos / momentos del infinito / en que el silencio y el grito / son las metas de este canto. / Lo que veo nunca vi, /lo que he sentido y lo que siento/ hará brotar el momento…«

Víctor Jara

Como está la cosa atreverse hoy en día con canciones como, “El viejo comunista”, supone un punto de inflexión en la canción de autor, sin las perogrulladas de quienes cantan pero no se mojan, ni siquiera reconocen el espanto, la sonora denuncia social que salió de las cuerdas rotas de la guitarra de Víctor Jara.

Manuel García nos hizo hoy vibrar de emoción, disfrutar de su compromiso en las butacas de una sala gestionada desde la resistencia por mujeres.

Queda muy poca gente como Rogelio Botanz, Luis Pastor, Zurrón del Aprendiz – Silvio Rodríguez o el valiente chileno, entregado en una gira por media Europa, desglosando toda esa metralla poética tan necesaria en tiempos mediocres, donde se llega a pensar que el compromiso verdadero no vende, que tal vez todo eso ya esté pasado de moda.

Que levante la mano la guitarra!!! Seguimos gritando hacia los cuatro vientos, con orgullo de seguir enter@s en nuestras conciencias, siempre junto a quienes consideran que no todo está perdido, por eso continuáremos unid@s a las personas oprimidas de la Tierra, sin nada que perder, con un inmenso mundo nuevo por vencer y ganar.

Venga la esperanza!