27 noviembre 2020

29 de marzo

De izquierda a derecha los fusilados Manuel Hernández Toledo, Juan Santana Vega, Antonio Ramírez Graña, Matías López Morales, Francisco González Santana

El estruendo fue terrible cuando el pelotón disparó contra los Cinco de San Lorenzo, hasta las gaviotas desaparecieron de la costa nublada de La Isleta…

El asesinato de los Cinco de San Lorenzo atraviesa los barrotes de la historia, diciéndonos que esta democracia española es mentira, que está construida sobre los huesos de cientos de miles de luchadores por la democracia asesinados por el fascismo.

Por eso las familias seguimos sin poder recuperar sus restos en miles de fosas comunes en toda España, por eso la fosa común del cementerio de Las Palmas sigue sin ser exhumada por la traición a las familias del Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Las Palmas. Se trata de seguir tapando crímenes, encubriendo los apellidos que están detrás de miles de crímenes fascistas en toda Canarias.

Esta parece ser la función de estas instituciones públicas, de su presidente y su alcalde, las que para quedar bien instaron la formación de una Comisión Técnica que no hizo nada en casi un año de supuesto «trabajo» solo amasar dinero público, que sacó un informe que fue ocultado a las familias durante más de seis meses, para luego sacarlo a la luz diciendo que la fosa no se podía exhumar, que los muertos ya no estaban allí, basándose en datos sin consistencia científica, en el testimonio de un marmolista que hace treinta años dijo que habían sacado de allí los restos.

¿Es esto una Comisión científica o no es más que un fraude?

La que basa un informe en palabras vacías del que seguramente fue un fascista que quiso tapar los crímenes, tal como hacen ahora los dirigentes políticos de estas dos instituciones, construyendo la mayor vergüenza de la memoria histórica en todo el estado español, donde partidos de la supuesta «izquierda del cambio» se alían con el fascismo para seguir ocultando la verdad, para seguir humillando y pisoteando los derechos de las familias que llevamos tantos años luchando para poder enterrar dignamente los huesos de nuestros seres queridos.

Por eso y más este 29 de marzo también es especial para quienes seguimos creyendo en la reparación, la memoria, la verdad y la justicia, sabemos que la lucha es larga, que estos sinvergüenzas que nos han robado la oportunidad de rescatar los restos de nuestros muertos pasarán a la historia como amigos de los criminales fascistas, que dejarán de gobernar y pasarán al ostracismo cubiertos de millones, que nuestra familia seguirá luchando aunque ya la carroña haya desaparecido de las instituciones públicas.

¡Venceremos!

Síguenos y comparte:
error15
Tweet 20
fb-share-icon20