30 septiembre 2022

Canarias, los dos mundos

Imagen tomada de la red

«El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba un pan.»

Pablo Neruda

En unos días de nuevo políticos millonarios, curas y militares franquistas en la zona Vip de las Fiestas de la Patrona.

Desfiles, vivas a España y al Rey, olor a caspa de la rancia, lo único que escapa es el pueblo que realiza la romería popular para pasarlo bien y rogar si son creyentes, el resto es performance de enchaquetados y chusqueros que sobran luciéndose y posando ante las cámaras.

La fiesta debe ser de la gente no de los que con sus políticas están destruyendo Canarias con sus Asaltos de Chira, sus trenes a ninguna parte, sus Puertitos de Adeje arrasando por Cuna del Alma y lo poco que nos queda de arqueología y flora protegida.

Esta banda o equipo de chapas del coche oficial y el glamour si de verdad cree en Dios y no solo en el dinero y las prebendas están condenados a su particular averno de tenedores y diablos de cuernos y rabo. El verdadero infierno está en la situación social de la población más desfavorecida de las Islas Canarias.

Su Virgen y sus curas son la excusa perfecta de su día grande, mientras destrozan con su codicia las islas y la esperanza de millones de familias isleñas.