29 septiembre 2020

Carta a mi abuelo

Mi abuelo Francisco González Santana, fusilado por los fascistas el lunes 29 de marzo de 1937.

«(…) ¿Qué vida tendrá tu muerte cuando la patria navegue por un horizonte libre?…»

Luis Morera (Elegía al compañero)

Querido abuelo Pancho, ahora que han muerto tantas personas mayores por las neglicencias políticas en una pandemia que jamás imaginarías, ahora que Cabildo de Gran Canaria y Ayuntamiento de Las Palmas GC, junto a técnicos vendidos a los herederos del genocidio, traicionaron a nuestra familia con la exhumación de tus restos, junto a los de más de sesenta fusilados, como tú gran amigo y camarada, el alcalde comunista de San Lorenzo, Juan Santana Vega, que siguen tirados como basura inmunda en la fosa común del cementerio de Las Palmas. Nos dijeron que ya no estabas allí, que los sacaron a todos en los 80, por decir algo, pero no aportaron ni un documento, ni un sucio certificado, nada de nada, solo mentiras, manipulación, no siguieron excavando para que todo se demostrara, nos usaron para promoción política antes de las elecciones en montajes de ruedas de prensa a pie de fosa, pero todo era una farsa de quienes no tienen ningún respeto por las familias de los miles de asesinados por el fascismo en las Islas Canarias. Nos sentimos tristes, dañados, con ganas de dejarlo todo, pero nos mantiene la esperanza de un día poder acariciar tus huesos nobles, destrozados por la tortura, por los golpes de aquellos pistoleros vestidos de azul. Seguimos y al menos resistimos, sabemos que nuestra causa es invencible, porqué está basada en la dignidad, en la pureza, en el amor, en la honradez, palabras que no conocen estos malditos que mal gestionan esta triste colonia española, los virreyes del sobre, del coche oficial y la prebenda, que se forran con sueldazos por no hacer nada, por preservar los bienes de una España podrida de corrupción de abajo arriba y de arriba abajo, una Casa Real que hace aguas entre vergonzosos escándalos, un gobierno que se arrodilla genuflexamente ante el nazismo criminal que llenó el estado español de fosas comunes y cunetas repletos de la única patria digna. Seguimos abuelo, no olvidamos, no perdonamos, fue un genocidio, no fue una Guerra Civil, fue un golpe de estado contra una democracia legítima. Por eso no admitimos más mentiras, por eso consideramos que sigue gobernando el fascismo desde 1939, que en Canarias siguen los mismos ostentando ese poder que huele sangre derramada, a tiro en la nuca, a simas volcánicas y pozos inundados de huesos de lo mejor de nuestro pueblo.

Síguenos y comparte:
error11
Tweet 20
fb-share-icon20