24 septiembre 2021

En el silencio de los héroes

“Me hirieron, me golpearon y hasta me dieron la muerte, ¡pero jamás me doblaron!».

Rafael Alberti

El Brigada de la Guardia Civil, Francisco Mas García, Jefe del Puesto de Vallehermoso, La Gomera, el 18 de julio de 1936, no quiso venderse ante los sediciosos que ocuparon el poder en la isla, fue coherente con los valores democráticos hasta el último minuto de su fusilamiento.

Un ejemplo de lo que deberían ser los cuerpos y fuerzas de seguridad en una democracia.

Hoy en día esos que con su uniforme y su cargo de funcionario público coquetean con el fascismo, deberían fijarse en este legado de coherencia y fidelidad constitucional, la memoria de este policía al servicio de su pueblo debe quedar para siempre en nuestro recuerdo.