25 mayo 2022

Invisibles

“La teoría nazi niega específicamente que haya algo parecido a «la verdad». No existe, por ejemplo, aquello que llamamos la «ciencia», tan solo «ciencia alemana», «ciencia judía», etcétera. El objetivo tácito de este modo de pensar es un mundo de pesadilla en el que el líder máximo, o bien la camarilla dirigente, controle no solo el futuro, sino incluso el pasado. Si sobre este u otro acontecimiento, el líder dicta que «jamás tuvo lugar»… pues bien: no tuvo lugar jamás.”

George Orwell

Con los más de 100.000 nazis del ejército ucraniano y las simpatías con su idolatrado presidente por parte de los gobiernos europeos, OTAN, USA, UE; sucede lo mismo que con la invisibilización premeditada de las familias de las personas asesinadas por el franquismo. Para los gobiernos sucesivos de España las ochocientas víctimas de ETA son lo primero, sus familias si que reciben todo tipo de reconocimientos y privilegios, ante el incumplimiento de las dos leyes de memoria democrática, donde siguen cientos de miles de demócratas en fosas comunes y cunetas, el fascismo organizado en las calles agrediendo y mostrando su violencia y simbología ante la pasividad gubernamental, judicial y policial.

Ahora las 14.000 personas, en un 95% población civil, asesinadas por el ejército de Ucrania en el Dombas desde 2014 tampoco existen, también son invisibles para los medios de comunicación españoles volcados en el periodismo de guerra impuesto por el sanguinario imperio norteamericano.

Los telediarios, los periódicos ya no se pueden ver ni leer por salud mental, todo es mentira, vulgar manipulación, hay que recurrir a medios fuera del sistema para enterarse de lo que realmente está sucediendo. Todas esas armas regaladas a los herederos del Führer jamás serán devueltas, creando un caldo de cultivo muy peligroso, tal como hicieron ya en Siria financiando al Daesh para intentar derrocar su gobierno legítimo, no lo consiguieron, pero si arrasaron antes por Iraq, Afganistán, Libia, Yemen y otros países saqueados y destruidos con dinero norteamericano y europeo.

¿Eso no son crímenes de guerra?

Aznar se pasea por el mundo dando clases de democracia en lugar de ser juzgado por crímenes de lesa humanidad junto a Blair, Bush o Barroso, con más de medio millón de muertes a sus espaldas en el infierno de Bagdad y otras ciudades arrasadas por los bombardeos masivos sobre núcleos poblacionales.

La historia se repite y todo por las ansias ilimitadas de saqueo y poder de los Estados Unidos con el respaldo de sus gobiernos lacayos.