13 abril 2021

Juan y los asesinos de la santa inocencia

El dictador Francisco Franco y el entonces príncipe de Asturias y hoy rey emérito Juan Carlos de Borbón, en un acto celebrado 59 días antes de la muerte del primero.

«Los regalos nos venían entre los vítores fascistas de aquel engendro de rey sustituto de una dictadura fascista criminal, aquel Día de Reyes fue otro espectro, el de los crímenes masivos que heredaron los de la corona borbónica».

Floreal Moreno Marrero

Cuando se tomó el pizco ron que dejamos para los Reyes Magos se me quedó mirando, lo había descubierto infraganti en el afán de un niño de siete años por indagar en lo desconocido, entonces me dijo que esa noche Melchor, que era el más bebedor de los tres, andaba medio enfermo de un catarro, mi abuelo Juan Tejera oliendo a ron blanco de Arucas se comió también la tapa de queso majorero que le dejamos a los Monarcas en la entrada de la casa.

Andan mal de la barriga los tres, me dijo, solo los camellos se hicieron con la alfalfa y con el balde entero de agua fresca tras subir la cuesta del callejón de San Lucas. Cuando vi los juguetes amontonados y envueltos en la puerta de la habitación se me quitó cualquier sospecha, olían a cielo, a quien los trajo volando entre las nubes atravesando borrascas y tormentas, recorriendo aquel planeta redondo para que cada niñ@ tuviera su juguete, su recuerdo, su amor, esa forma de repartir caricias desde la cúspide de la magia infinita.

Juan se tiró al suelo conmigo oliendo a ron, a clandestinidad, a prisión entre camaradas y me ayudó a desenvolver cada regalo, a desentrañar esa magia de hijo único con cuatro padres, abuelo, abuela, madre y padre, mientras afuera entre las flores caía la lluvia más fresca del año que comenzaba a florecer poco antes de mayo del 68.Afuera el clamor del fascismo brillaba entre Borbones corruptos y un dictador criminal de lesa humanidad.

Síguenos y comparte:
error20
Tweet 20
fb-share-icon20