30 septiembre 2020

La plena complicidad con el genocidio

La herencia recibida

Presumen de izquierdistas con coche oficial y sueldazo, se ríen con la boca chica de las familias de las víctimas del franquismo, nos ven como moscas cojoneras cuando exigimos verdad, justicia y reparación. Lo que pretenden es taparlo todo, que los héroes de la libertad y la democracia sigan enterrados como basura en cientos de fosas comunes y cunetas.

Las personas asesinadas por el franquismo fueron casi 150.000, no murieron en las UCIS del régimen, sino acribilladas a balazos en cualquier paredón, cuneta o fosa común por defender la democracia. Para ellas y sus familias no hay, ni habrá, ninguna Comisión de la Verdad que ponga nombre y apellidos a cada crimen, ningún plan del gobierno para exhumarlas, ni psicólogos para tratar el gravísimo trauma heredado en su tercera generación de la trasmisión generacional de la violencia política. Mucho me temo que todo seguirá igual tras la pandemia del capital. Seguiremos tristes pidiendo limosna, ante una inmensa mayoría de políticos insensibles, cómplices del genocidio fascista, tanto de la izquierda como de la derecha.

Síguenos y comparte:
error12
Tweet 20
fb-share-icon20