27 noviembre 2022

La Salle: La tortura

Actual colegio La Salle en Las Palmas de GC (FOTO: ALEJANDRO RAMOS)

«Los curas les cedieron el colegio que todavía estaba en obras en el 36 para convertirlo en un lugar de tortura y exterminio de cientos de republicanos, la sangre corría hasta la Playa de Las Alcaravaneras, era algo terrible escuchar los gritos de quienes eran salvajemente maltratados, por años las personas que vivíamos en la calle Luis Antúnez fuimos testigos directos de aquel genocidio».

María Yecla Simón

¿Cómo es posible que en tantos años de lo que llaman “democracia plena”, no se haya colocado una humilde placa de reconocimiento a las cientos de personas torturadas y asesinadas en este centro del horror?

Asociaciones Memorialistas llevamos años reclamando un espacio de memoria que conmemore a las personas que fueron torturadas en la que fue la comisaría de la calle Luis Antúnez, actual colegio de La Salle en Las Palmas GC.

Ahí estuvieron antes de arrojarlos a la Sima de Jinámar los ’27 de Agaete’ o se produjo el ahorcamiento del presidente de la federación Obrera de Gran Canaria, Agustín Cabrera. Cientos de hombres fueron brutalmente torturados, algunos colgados por los ojos con ganchos de pescado, otros descuartizados vivos con navajas de afeitar.

Canarias está impregnada de escenarios donde la represión Franquista dejó huella para siempre. Sin embargo, muchos de estos lugares, con el paso de los años se han ido transformando y han caído en el olvido las historias que allí se vivieron.

En esta comisaría, las torturas iban desde la ingesta de purgante o cristales de sal, exomita o sulfato de magnesio, con el fin de sonsacarles información, hasta otras más fuertes. Colgarles de los pies, electricidad, apalearles hasta casi la muerte.

Este colegio propiedad de la Iglesia Católica sigue ocultando sucesos terribles ante la pasividad institucional, vulnerando flagrantemente las actuales Leyes de Memoria Democrática canaria y estatal aunque gobiernan en Cabildo, Ayuntamiento LPGC o gobierno central PSOE-Podemos. Lo mismo que si gobernara Falange.