28 junio 2022

Leyes de la mafia franquista

Acto fascista en el cementerio de Las Palmas año 2018 (La ProvinciaDLP)

«Lo tienen todo tapado y bien tapado, ese pacto lo hicieron en un despacho de abogados laboralistas de la calle León y Castillo, cuando las familias de los fusilados tenían la polémica de la fosa de Vegueta con el alcalde del PP Cardona, allí se reunieron con el concejal hijo del falangista y varios familiares de los asesinos con dos técnicos del Cabildo para que ese agujero del crimen fascista jamás se exhumara».

Juan Rafael Santiago Cáceres

Así respeta y honra el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, propietario de este cementerio municipal, a los sesenta fusilados que siguen en una fosa común a escasos metros de esta exaltación del terrorismo franquista.

Su grupo municipal de gobierno vulnera una y otra vez de forma sistemática las Leyes de Memoria Democrática canaria y estatal, permitiendo año tras año este tipo de actos de humillación a las familias de las miles de personas asesinadas por defender la democracia.

Se entiende a la perfección que hayan bloqueado, también desde el Cabildo de la isla, la exhumación de sus restos, alegando excusas inasumibles por cualquier persona con dos dedos de frente.

El motivo principal es que en este camposanto tienen los panteones gran parte de los genocidas, familias de la oligarquía que encabezó el Holocausto canario.

Estos gobernantes hacen bien su “trabajo”, amparando al fascismo, obedeciendo fielmente las órdenes de sus amos, tapando bajo un manto de olvido y encubrimiento a la única patria digna, la que luchó hasta el final por la legítima República, por los derechos de la clase trabajadora.