9 agosto 2022

Malicia ante el Gernika

«Todo lo que puede ser imaginado es real».

Pablo Picasso

La organización militar causante de más de mil bombardeos iguales o peores que el de los nazis sobre Gernika el 26 de abril de 1937, desarrollaron uno de los actos de la Cumbre de su Alianza en el mismo museo donde se expone la obra cumbre de un comunista llamado Pablo Picasso.

Estoy seguro que la mayoría de esos violentos atlantistas no hicieron un esfuerzo mínimo por conocer el simbolismo y la trascendencia de esta obra pictórica, pasaron delante sin emocionarse, como nos pasa a la mayoría de personas “normales”, que nos quedamos un buen rato observando su grandiosidad y sensibilidad en muchos casos con lágrimas en los ojos, quienes no planificamos la invasión de países, asesinando y masacrando a su población civil para apropiarnos de sus recursos y de sus vidas.

Ayer fue un día triste, uno más de tantos, cuando los responsables de tanto dolor con sus aviones y misiles de la muerte retozaron, bebieron, comieron, se burlaron de la ternura de esa inmensa mezcla de colores y trazos de amor, eructaron su odio junto a un cuadro tan importante para quienes luchamos por la paz en la Tierra.