24 septiembre 2021

Miserias reales

«El hombre sólo será libre cuando el último rey sea ahorcado con las tripas del último sacerdote».

Denis Diderot

El emérito quiere volver a su España del saqueo desde su autoexilio en Abu Dabi, las tres derechas hispánicas preparan su regreso para que sea lo menos traumático posible para su majestad, desprestigiado como está, acusado de todo tipo de escándalos de corrupción, blanqueo de capitales, enriquecimiento ilícito con venta de armas y todo lo que no se sabe, entre amantes, prostitutas de lujo, yates y juergas varias, todas pagadas con el dinero de nuestros impuestos.

Nos imponen ser subdit@s de tipos sin escrúpulos, capaces de asesinar animales salvajes sin que le tiemble el dedo en el gatillo, un rey medieval que ni siquiera se ha cortado a la hora de meter la mano donde sea, sin vergüenza, sin contemplaciones para juntar una fortuna multimillonaria, de la que seguramente jamás sabremos su verdadera magnitud.

Viendo esta foto de un animal majestuoso y noble asesinado de un tiro en la cabeza se me llena el corazón de tristeza, demostrándose que quien comete un acto tan terrible puede ser capaz de todo, por eso su familia apoyó sin fisuras la criminal dictadura franquista, coqueteo con los nazis desde la más temprana juventud.

La historia jamás lo absolverá como cabeza visible de una monarquía infectada, tristemente imputado y acusado, como diría el gran Don Ramón María del Valle-Inclán sobre su abuelo Alfonso XIII: «no por Rey, sino por ladrón».