24 febrero 2024

Resiliencia

«Las personas a las que amamos nos hacen volar cuando estamos con ellas».

Pablo Neruda

Cómo afecta en la vida una infancia infeliz fuera del marco de los seres queridos traumatizados por la brutal represión, la sobreprotección de una familia que vivió el horror del fascismo para luego verte solo en un colegio que sistemáticamente ejercía de forma brutal la violencia física y psicológica.

Eran los años 60-70, todo se permitía en la dictadura de Franco, en las aulas al albor del Cara al Sol, los palos y cogotazos por comportamientos normales en los niños, la ridiculización extrema, la generación de sentimientos de culpa, el miedo, que se graban a fuego en el alma y los llevas tatuados en la piel de la conciencia hasta la muerte.

Luego vinieron las persecuciones por las ideas, el fracaso sentimental, la inexperiencia por la educación de un sistema que no educa en el amor sino en la posesión, el machismo dominador y absurdo que te hacia ver a las mujeres como seres extraños, ante las que no sabías cómo comportarte, ni siquiera en la sexualidad castrada por una educación nacional-católica.

Qué difícil se hizo todo para tantos, en fin… Que ahora en la actualidad me vienen esas crisis indescriptibles que tal vez estas fechas acrecientan, sintiendo que no eres capaz, que tus relaciones rotas de amistad y pareja no sirvieron para nada, que ni tus hijos valoran todo el amor que les diste y te abandonan, que lo que luchas o escribes no es más que una mierda.

Como nos mutilaron esa parte de la mente donde todo debería ser sencillo y repleto de ternura en cada acto vital.

“Disculpen la molestia, ya casi me estoy yendo, no vine a perturbarles, y menos a ofenderles”, nos dejó escrito el trovador del caimán verde.

Seguimos y gracias por leer estas letras de un náufrago entre la tormenta de los sueños perdidos.

About The Author