24 septiembre 2021

Samaranch

“Aunque no fui invitado a darle la mano a Hitler, tampoco fui invitado a la Casa Blanca a estrechar la mano del Presidente”.

Jesse Owens

Juan Antonio Samaranch brazo en alto con 54 años, cuarto por la derecha, en 1974, “camisa azul”, falangista militante y miembro destacado de la estructura política del franquismo, un puesto cuasi hereditario, que pasa de padre a hijo, en un deporte español marcado por el fascismo y el colaboracionismo con los nazis.

La estructura deportiva de un régimen con las manos manchadas de sangre, donde no hay renovación en sus dirigentes, alejados del nivel deportivo de países como Francia, Reino Unido, Alemania…

El deporte en España sigue siendo la oveja negra, muchos deportistas tienen que pagarse hasta la ropa, las zapatillas, los viajes a cualquier campeonato, siendo el fútbol el rey con presupuestos millonarios, olvidando otras disciplinas donde conseguir medalla cuesta que cada deportista financie toda o gran parte de su carrera.

La imagen lo dice todo en estos días de olimpismo para seguir avergonzando al mundo.