19 octubre 2021

Señales

Foto: La manada china imparable / Getty Images

«Dicen que en África los elefantes tienen una tumba secreta donde van a acostarse, aliviar sus cuerpos arrugados y grises para después volar lejos».

Roberto McCammon

Una manada de elefantes asiáticos de todas las edades, en gravísima situación de extinción, siguiendo a su anciana matriarca, recorriendo en más de un año 500 kilómetros del inmenso territorio de China.

Ante la estupefacción de la ciencia en todo el mundo salieron de su reserva en un éxodo incomprensible, han dado a luz varias crías durante el largo viaje, recorriendo el centro lleno de tráfico de grandes ciudades, autopistas, campos repletos de cultivos, piscinas, hoteles, el corazón del gigante asiático cuyos expertos los siguen y los cuidan a distancia.

Foto de la viajera manada china descansando extraída de las redes

Llama la atención que este fin de semana están descansando en Wuhan, debajo de las cuevas donde el murciélago de herradura es su mayor endemismo, tal vez nos quieren decir algo, como los cetáceos cuando se suicidan por miles en cualquier playa.

Los sensibles paquidermos chinos siguen su largo viaje, quizá algún símbolo de amor que nos trasmite la Madre Tierra, a pesar del destrozo ambiental generalizado, de la extinción masiva de miles de seres vivos cada día.

Me gusta soñar con “señales” de vida y esperanza.