19 septiembre 2021

Con Pablo Hasel, contra el fascismo del estado español

© REUTERS / Lorena Sopena

«Muerte al Estado fascista»

Pablo Hasel (16/02/2021)

Ante un gobierno débil, acobardado por el desatado fascismo del régimen español, se está produciendo un fenómeno muy similar al de los meses previos al golpe de estado fascista de 1936, en este caso no hay un gobierno comprometido con la clase trabajadora, sino todo lo contrario, en este tiempo de pacto con la derecha del la cal viva del PSOE hemos visto de todo, sobre todo cuando un partido que se define de izquierdas tiene miedo a manifestar sus propias ideas, encontrándonos muchas veces con el «ni de izquierdas, ni de derechas», como si hubiera miedo a sacar la bandera republicana, la bandera roja, la roji negra, la estelada, la ikurriña, la de las siete estrellas verdes, toda bandera que suponga un !NO PASARÁN! ¡FUERA BORBONES DE ESPAÑA! ¡ABAJO EL FASCISMO! ¡VIVA LA CLASE TRABAJADORA!

Este es el nuevo drama que estamos viviendo, asistiendo esta mañana al espectáculo dantesco de la siniestra policía política de esta DICTADURA ESPAÑOLA, viendo como se llevaban detenido a sus sucias mazmorras a uno de los nuestros, al valiente y comprometido rapero Pablo Hasel, tan solo por decir en las canciones algo tan evidente y que sabe todo Dios que el Borbón emérito es un ladrón como la copa de un pino, un delincuente con millones robados en paraísos fiscales de todo el mundo, que además lo lleva en los genes, tal como dijo el gran Don Ramón del Valle Inclán: “Los españoles han echado al último Borbón no por Rey, sino por ladrón» (Valle-Inclán de Alfonso XIII). Es más que evidente, por eso han encarcelado a Pablo, por decir verdades como puños de este régimen borbónico podrido de mierda y corrupción desde Urdangarín a Froilán y otros esperpentos que me ahorro nombrar para no ensuciar más este artículo de opinión.

Mi humilde aportación a esta lucha son estas letras sabiendo que me la juego, que las amenazas de muerte que recibo hace años por mi trabajo de investigación sobre la represión del franquismo es algo real, que en cualquier momento me pueden pegar cuatro tiros en cualquier esquina, que los cobardes uniformados al servicio del mal gobierno y los poderosos pueden derribar la puerta de mi casa y llevarme detenido, hacerme un montaje judicial como a los chicos de Altsasu y comerme diez o doce años de cárcel. Si digo esto y tomo partido es por el futuro de mis hijas, de mi pueblo, de la gente que más quiero, de la clase obrera a la que pertenezco y llevo con orgullo en mi corazón rojo como la sangre, por Pablo Hasel, por Valtonic, por los raperos procesados y encarcelados, por todos los presos y presas políticas que sufren la aberración y la tortura en las cárceles españolas, por quienes sufren el exilio y el dolor de estar lejos de sus seres queridos. Por ellas, por ellos, exijo ¡LIBERTAD, DEMOCRACIA Y JUSTICIA!