19 octubre 2021

Madrid y el fascinante olor de la mierda

A la banda franquista en Madrid todos los presidentes y presidentas les han salido ladronas, ahora van a colocar con el apoyo de la nueva Falange (Cs) a un tal Garrido, la mano derecha de la cleptómana Cifuentes, como dice mucha gente en las redes sociales eso es como cambiar de lado un calzoncillo cagado, la mierda sigue apestando, impregnando la delicada piel de la democracia, inundando de pestilencia esta Comunidad para seguir robando, privatizando cada servicio público, saqueando, cobrando en sobres al mejor estilo de la Cosa Nostra.
 
Esta banda organizada, criminal para muchos, no parará hasta no dejar un céntimo en las arcas públicas, tal como hicieron en Valencia o están haciendo desde el gobierno central con la reserva de las pensiones, con las comisiones que cobran entre otros pelotazos con el material antidisturbios, con los aviones y tanques de segunda mano, comprados al imperio más criminal de la historia de la humanidad.
 
Las personas que les votan son cómplices directas de estos robos no hay ninguna duda, ya está más que demostrado como en Madrid que no escapa ni uno, ni una y que su “honorable” presidenta roba en supermercados la cremita, la cosmética, para no parecerse a una jodida papa arrugada, como su antagónica y fascista la vieja Aguirre.
 
El actual régimen español es un residuo de la mierda de esos calzoncillos cambiados de lado, del franquismo, la ropa interior de Paquito el Chocolatero, el asesino fascista de lesa humanidad General Franco, el que inundó España de fosas comunes y cunetas con cientos de miles de personas de bien acribilladas por los pelotones de fusilamiento, con la cabeza atravesada por los tiros en la nuca.
 
Ese aroma de la mierda inunda cada recinto, cada despacho, cada palacete, cada ministerio, cada coche oficial, cada casa de putas de lujo donde se ponen a mil, las bocas amargas, con el producto más vendido por su buen amigo el estado terrorista de Colombia.

La marca España luce por el mundo y no solo por su absoluto apoyo y respaldo a Las Manadas de fascistas violadores múltiples, sino porque la peste de su corrupción generalizada traspasa las fronteras y avergüenza al mundo democrático y civilizado.